jueves, 20 de marzo de 2014

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID: LAS CÉLULAS DEL CÁNCER MUEREN TRAS SER EXPUESTAS AL TETRAHIDROCANNABINOL (THC)

Una vez más, esta milenaria y sacra yerba es protagonista de un descubrimiento científico que puede mejorar notablemente la salud de los pacientes que padecen cáncer. ¿Qué pensarán las futuras generaciones al saber que la marihuana estuvo legalmente prohibida por muchos años a sabiendas de que posee efectos cuasi mágicos en la mente y en el cuerpo humano?
Cristina Sánchez, una joven bióloga de la Universidad Complutense de Madrid, realizó un hallazgo que la dejó atónita. Los cannabionoides de la marihuana inhiben el desarrollo del cáncer, lo que se traduce en un tratamiento alternativo no agresivo (y eficaz) para el enfermo.
La científica española estudiaba el metabolismo celular cuando fue sorprendida por algo notablemente particular: las células cancerígenas morían tras ser expuestas al tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente activo de la marihuana.
Después de su hallazgo, Cristina hizo un comparativo con estudios previos que indicaron que los cannabionoides también poseen efectos analgésicos, supresores de las náuseas, el dolor, la fatiga y la pérdida de apetito, y ahora se le suma otra cualidad a favor de los pacientes con esta enfermedad.
Por la misma fecha, científicos de la Universidad de Harvard informaron que el THC reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón convencional y, además, impide la propagación de células dañinas.
A modo de ejemplo, los científicos explicaron que el THC es una especie de misil que busca las células tumorales para eliminarlas, dejando al resto completamente sanas.
A diferencia de los fármacos convencionales y la quimioterapia, que se caracterizan por sus potenciales daños físicos y cerebrales, el uso de la marihuana abre un umbral hacia una mejor vida para las personas que padecen esta enfermedad.

Esto para las grandes mafias farmacéuticas

20140205-174530

MARIHUANA Y MAGNESIO: CURATE Y SONRIE
Una abuela de 90 años, de mi entorno mas próximo, a la cual tengo un cariño especial, tardó años en convencerse en que la marihuana podría ayudarle y ahora cada año cultiva en su balcón la planta prohibida.
Como tantas personas de su edad, ha pasado por infinidad de periodos abatida por la enfermedad.
Hace unos cinco años un ictus le afectó considerablemente el lado izquierdo del que se fue recuperando quedándole secuelas de dolor en brazo y pierna.
La medicación tradicional le aconsejaba 3 pastillas de antiinflamatorios y 3 mas de calmantes al día, además de los antihipertensivos, fluidificantes sanguíneos, estatinas para el colesterol y un largo etc…
Esto le llevo a no tolerar bien estos medicamentos y a tener aún mas secuelas.
Arrastraba además dolores por artrosis en las rodillas y varices en su dos piernas que le impedían muchos días la movilidad y padecía también un estreñimiento crónico extremo.
Decidió finalmente aceptar tomar marihuana por dentro y por fuera, así como infusiones de Cola de caballo, Ortiga y Stevia y complementar su dieta alcalina con carbonato de magnesio.
El cambio, al cabo de unos meses ha sido espectacular y ha pasado de ir al lavabo una vez a la semana, a 1-2 veces al día con la consiguiente mejora de su sistema digestivo. Sus varices casi han desaparecido y sus dolores también.
El Carbonato de magnesio además de ser un laxante suave, aporta al organismo este mineral tan necesitado para regenerar los huesos, crear cartílago y relajar la musculatura.
Las hierbas citadas son depurativas y regulan casi todos los parámetros básicos de un anciano.
Y la marihuana con su poder antiinflamatorio , calmante y antitumoral , es un seguro de vida y de calidad de vida.
Ahora , esta abuela de 90 años está mejor que cuando tenia 85.
Es decir su cuerpo en vez de ir a peor a ido a mejor y está dispuesta a plantar cara a las autoridades, si le impiden cultivar su marihuana.
Su tratamiento ha sido :
– 2 infusiones al día de la mezcla de hierbas antes citada.
–12 gotas de aceite de marihuana antes de acostarse y 6 gotas por la mañana al levantarse ( al final del artículo explicaré como hacer el aceite).
– 1 cucharadita de las de café de carbonato de magnesio por la mañana y otra por la noche con un poco de agua , zumo o yogurt.
– Cada semana 1-2 masajes en las piernas con el mismo aceite de marihuana, para las varices y para los dolores de la artrosis.
Creo que con un tratamiento similar, la mayoría de personas con cierta edad recuperarían la alegría de vivir.
Además, estos consejos, en principio no son incompatibles con la medicación habitual que toman este tipo de personas y es seguro que con el tiempo podrían prescindir de buena parte de los medicamentos tan agresivos a los que son sometidos.
Como hacer el aceite de marihuana:
En un frasco de cristal se ponen los cogollos de marihuana , se cubren con aceite de oliva o de almendra , se cierra el frasco y se pone al baño maría una hora y media o dos .
Procurando añadir agua hirviendo de otro cazo, cuando por evaporación de la del cazo que utilizamos por hacer el baño maría, se está reduciendo.
Finalizado este plazo de 1,5-2 horas , se deja enfriar y ya tenemos el aceite de marihuana hecho.
Procurar no hacer grandes cantidades de una vez , ya que el aceite al cabo de unos meses se puede enranciar.
222

La dosis mas arriba indicada es orientativa , ya que depende de la sensibilidad de la persona y de la riqueza del aceite obtenido.
Empezar por dosis pequeñas y cada día ir subiendo, hasta notar el efecto placentero. Esta es la dosis máxima.
La legislación en la mayoría de países no impide cultivar marihuana para autoconsumo y si lo impide es cuestión de no hacer caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog