martes, 12 de junio de 2012

La obesidad, algo más que el cuerpo físico

imageTodo desequilibrio es creado por nuestra mente, ya que hemos sido creados en perfecta salud y en medio de una abundancia que hemos olvidado casi por completo. Nuestro estado natural solo corresponde a un equilibrio perfecto, el que nosotros alteramos utilizando en forma inconsciente y errónea las ideas que alojamos en nuestra mente. Todos hemos aceptado ideas y creencias que provocan desequilibrio y son conceptos que no corresponden a lo que realmente somos. Cada vez que negamos una verdad sobre nosotros mismos y aceptamos conceptos equivocados, enfermamos.
En general, podemos decir que cualquier enfermedad es un estado que se está manifestando en la persona en un momento cualquiera. Ese estado puede cambiar tantas veces como la persona pueda cambiar la fluidez de su energía vital. Esos cambios serán manifestados en la salud física, advirtiendo con claridad cuando estamos alineados realmente a lo que somos. La enfermedad nos aporta esa valiosa información, la que nos puede llevar a la necesidad de hacer un cambio interior para ajustarnos más a nuestra naturaleza y volver al equilibrio perfecto.
En el diccionario de la lengua española segunda edición, se define la palabra obeso como: “dicho de una persona excesivamente gorda”.
La ciencia y la tecnología han reaccionado en forma masiva a este concepto y han orientado la mayoría de sus líneas de investigación a atacar el exceso de gordura. Cualquier persona que utiliza sus ojos físicos para observar a un obeso, siente de inmediato que el problema puede ser resuelto retirando el exceso de gordura de una manera mecánica o física. Desde este concepto, en la sociedad nacen fuertes y potentes líneas de acción para trabajar en esta problemática. Las principales son: la alimentación, el ejercicio físico, los medicamentos, las cirugías y tantas otras relacionadas.
Son muchas las personas que pueden atestiguar que estos medios de reacción en su gran mayoría no resuelven el problema. Aun así, se ha instalado una potente industria relacionada con estas técnicas que no solo ofrecen una infinita variedad de productos y servicios relacionados, sino que además se han creado colosales programas de salud pública que no han podido resolver la situación.
Cuando no se considera la totalidad de los factores que crean la obesidad, se está reaccionando sobre sus efectos, no se está actuando sobre la verdad y los resultados serán menos efectivos que al considerarlos. El equilibrio espiritual, mental, emocional y físico se encuentra directamente relacionado a lo que estamos creyendo ser. Si estamos creyendo ser menos de lo que realmente somos, provocaremos desequilibrio. Cada concepto errado que albergamos de nosotros mismos, crea un desequilibrio particular y especifico en el cuerpo físico.
El libro de Louise Hay, Sana tu cuerpo, es muy claro en enunciar las razones de las enfermedades, explicando las razones mentales de la creación de una larga lista de ellas, entre las cuales dice de la obesidad y sobrepeso:
Obesidad: Sensibilidad exagerada. Suele representar el temor e indica necesidad de protección. Tal vez el temor oculta rabia y resistencia a perdonar.
Nueva pauta mental: El Amor Divino me protege. Siempre estoy a salvo. Estoy dispuesto a crecer y a responsabilizarme de mi vida. Perdono a todos y ahora creo mi propia vida de la manera que la deseo.
· En los brazos: Rabia por falta de amor
Nueva pauta mental: Confiado, puedo crear todo el amor que deseo.
· En las caderas: Bultos de terca cólera contra los padres.
Nueva pauta mental: Estoy dispuesto a perdonar el pasado. Confiado, puedo elevarme por encima de las limitaciones de mis padres.
· En los muslos: Cólera comprimida desde la infancia. Suele ser rabia contra el padre.
Nueva pauta mental: Veo a mi padre como a un niño carente de amor y lo perdono fácilmente. Ambos estamos libres.
· En el vientre: Rabia por falta de sustento.
Nueva pauta mental: Me nutro con alimento espiritual. Me siento satisfecho y libre.
Sobrepeso: Miedo, necesidad de protección. Huida de los sentimientos. Inseguridad. Rechazo de uno mismo. Búsqueda de satisfacción.
Nueva pauta mental: Estoy en paz con mis sentimientos. Estoy a salvo donde estoy. Yo creo mi propia seguridad. Me amo y me apruebo.
Cualquiera de nosotros puede advertir que al existir estos patrones de pensamientos en nuestro interior, las técnicas externas de dietas, ejercicios, medicamentos y cirugías por sí solos, no pueden resolver el problema en forma definitiva. Comprenderemos que cualquier medio físico puede ser suficiente para lograr mejoría si se trata de casos livianos energéticamente. Sin embargo, por lo general, una persona que busca ayuda desesperada para su problema de obesidad la ha manifestado desde una mayor profundidad y por esa razón, el problema persiste pese a todos los esfuerzos físicos que no han ido dirigidos a solucionar o cambiar sus patrones de pensamientos profundamente guardados y mantenidos por mucho tiempo.
Si analizamos cada patrón de pensamiento que provoca nuestro aumento de peso, veremos que tenemos una tarea interna que realizar. Se trata de volcar la mirada hacia adentro de sí mismos, para poder observar y para disponerse a sanar.
Patricia González
Tu coach para realizar los cambios que deseas
Si deseas recibir nuevas publicaciones sobre temas espirituales, registra tu e-mail en la parte superior derecha del blog: http://saludyovivo.blogspot.com
Correo: patricia@yovivo.cl
Visita nuestra página web www.yovivo.cl

El poder del Kiwi

imageEs increíble todo lo que la investigación y los estudios nos dicen acerca de todos los diferentes beneficios del kiwi. Se le ha llamado el nuevo "súper alimento" y se ha incluido en varios libros como uno de los alimentos más perfectos o superior en la tierra.
Más investigación y los hallazgos más nuevos nos dicen más sobre los beneficios de los kiwis y la forma en que los nutrientes variados pueden tratar y prevenir enfermedades comunes tantos de salud tales como:
Salud de los Ojos.
Prevención de la degeneración macular, lo que significa la pérdida de la visión, se ha relacionado con la luteína, que funciona mediante la acumulación en la retina del ojo. La luteína es un fitoquímico importante que se encuentra en el kiwi.
Depresión.
Inositol se ha demostrado en estudios para ser beneficioso como un tratamiento natural para la depresión, también llamado "de-polar desorden".
Diabetes.
El inositol es un azúcar natural en los kiwis. La importante función de inositol es su capacidad para aumentar la sensibilidad de la insulina en el cuerpo que es beneficioso en el control de la diabetes. Científicos de los EE.UU. han confirmado que el inositol regula la producción de insulina saludable.
La salud cardiovascular.
Trate de comer 2 o 3 kiwis cada día para mejorar la salud de su corazón. Funciona de la misma manera como tomar una aspirina al día para ayudar a los anticoagulantes de sangre, reducir la coagulación, y reducir la cantidad de grasas en la sangre. ¿Pero por qué tomar una aspirina cuando se puede hacerlo de forma natural con los kiwis.
Laxante natural.
Tomar un producto laxante sólo ayuda a tratar el síntoma, sino un nutriente especial en el kiwi ataca la raíz del problema:
Contiene gran cantidad de ácido alfa-linolénico, lo que significa que tiene altos niveles de una enzima llamada actinidina. Esta enzima se comporta de la misma manera que la pepsina en el estómago hace la digestión de los alimentos. Cuando usted tiene una deficiencia de la pepsina, que corren un gran riesgo de estreñimiento, pero la actinidina en el kiwi actua de la misma manera como la pepsina hace para digerir los alimentos en el estómago, ayudando a prevenir el estreñimiento.
Más allá de eso, el kiwi tiene buenas cantidades de vitaminas C y E, magnesio, potasio y algunos ácidos grasos esenciales los cuales ayudan en la digestión.
Fortalece las células y el ADN.
El folato es en el grupo de vitamina B y es el nutriente más importante para producir y mantener nuevas células. Esto hace que sea especialmente importante durante el embarazo y los bebés. También puede ayudar a prevenir cambios en el ADN, que a veces puede conducir al cáncer.
Lucha contra el cáncer.
Cualquier cosa que cause daño a nuestro ADN puede aumentar el riesgo de cáncer. Nuestra tasa de reparación del ADN puede duplicar cuando se come el kiwi sobre una base diaria.

Proyecto H365/041 “Desesperado”

Esta foto esta realizada explicitamente para un grupo donde estamos subiendo “Fotos con Historia” en Obture. Se trata de acompañar una especie de relato corto a la imagen que cuenta justo eso, una historia. Algo relacionado con la imagen o que sea la imagen quien represente la historia. Esta es la que he creado para esta foto:
“Desesperado, que poca importancia da la gente a esa palabra, Desesperado. Mi mundo se ha acabado, ha llegado a su fin, no me ha hecho falta llegar al 2012, un sólo segundo ha sido suficiente, lo que dura un pestañeo, un abrir y cerrar de ojos. Lo que para el universo fue un insignificante segundo para mi representó mi vida entera. Mil veces me he preguntado que represento yo para este mundo, cuan importante es mi vida entre más de seis mil millones de humanos que pueblan la Tierra. Cada día, cada hora, cada minuto y cada segundo me atormento pensado si alguien juega conmigo a los dados, alguien burlandose maliciosamente mirandome desde arriba con desprecio. Cierro los ojos sólo por un segundo y mi mente me muestra aquella curva en la carretera una y otra vez, tu cara refleja el terror de lo inesperado, pero nunca pense que el terror se convirtiera en una despedida. Abro los ojos… y ya no estas ahí, estoy solo, con mi culpa y mi desesperación.  Un sólo segundo basto para cambiarlo todo, para perderte, para perderme para desear no estar vivo. Desesperado, mi tiempo se agota, no se donde ire, pero cualquier lugar sera mejor que este, estoy desesperado”.
No es una gran historia, lo se, pero creo que ilustra muy bien la imagen. Si quereís ver más fotos de este estilo no dudeís en pasar por el grupo de Obture “Fotos con historia” en esta dirección:
http://obture.com/group/fotosconhistoria

“Hacia Rutas Salvajes” & “Off the Grid” de Eric Valli

Este fin de semana he tenido el placer de ver una película de la que no conocía absolutamente nada, una de esas veces que te sientas frente a una película totalmente “virgen” sin saber lo que vas a encontrar, pero cuyos 10 primeros minutos te atrapan como la red de una tela de araña y de la que ya no puedes salir hasta que se consumen los créditos finales. Se trata de la película que da título a esta entrada “Hacia Rutas Salvajes” (Into the Wild), dirigida por Sean Penn en 2007. La película esta basada en el bestseller escrito por Jon Krakauer en 1996 (hoy he conseguido el libro y lo tengo en pendientes) y que narra (hechos reales) dos años de la vida de Christopher McCandless, pero no dos años cualquiera, sino los más importantes de su vida.
Tras graduarse en la Universidad de Atlanta en 1990, el joven decide alejarse de la sociedad y convertirse en un trotamundos con el unico objetivo de vivir su gran aventura, trasladarse a Alaska donde viviría unicamente en contacto con la naturaleza equipado con un rifle, algunos pertrechos y muchos libros.
No quiero contar nada más por el simple hecho de que la disfrutéis como lo hice yo, la película, magistralmente interpretada por Emilie Hirsch (La Hora Mas Oscura) que le valieron algunos premios del Sindicato de Actores, tiene planos que son fotografía en movimiento, donde la luz y el color en relación al ser humano y la naturaleza son espectaculares. Sólo por eso, ya vale la pena verlo, de hecho como sabréis, el visionada de películas ayuda a la creatividad fotográfica.
El caso es que, debe ser coincidencia o causalidad, hoy me he tropezado con el trabajo de un fotógrafo frances llamado Eric Valli, en concreto hablo de su proyecto “Off The Grid” que podríamos traducir como “Fuera de la Sociedad” (si aceptamos el termino “Grid” -cuadricula- como tal) y que refleja, según palabras del autor:
“Cada vez más gente decide vivir a la luz de la Tierra y no ser parte del problema. He pasado los últimos años con cuatro de ellos, luchando por vivir en armonia con la naturaleza en los rincones más vírgenes de los Estados Unidos”
Como veis, muy en relación a la primera parte de esta entrada, por lo tanto, además de la recomendación de la película, tambien os recomiendo encarecidamente visitar la página personal de Eric Valli y ver el resto de las impactantes imágenes del fotografo frances. “Fuera de la Sociedad” recoge imagenes cercanas y reales del verdadero contacto del ser humano con la naturaleza, por un momento podemos creer que vemos imágenes de los antepasados del hombre, o incluso una película, pero son imagenes reales de gente real, con una belleza espectacular. En serio, no se que hacéis aquí leyendo todavia, tenéis que ver el resto de su galería, lo que yo pueda decir aquí no hace justicia a su trabajo.

JUNLE NOMADS: ERIC VALLI

HIGH HIMALAYA: ERIC VALLI

Viviendo fuera del sistema: fotorreportaje de personas que lograron eludir el vórtice Fotógrafo francés retrata grupos humanos que decidieron abstenerse de participar en el sistema que rige los estilos de vida contemporáneos.


Para aquellos que nacimos entre finales de los setentas y principios de los ochentas, al menos para la gran mayoría, la realidad está intrínsecamente asociada a una vasta cantidad de objetos materiales que nos acompañan cotidianamente. Ropa, accesorios electrónicos, mobiliario, juguetes, todos parte de un monumental menú que un extraño ser al cual llamamos ‘mercado’ pone, sonriente, a nuestra disposición. Incluso fuimos aprendiendo a diferenciarnos frente a las personas que nos rodean según las particularidades de los objetos que nos rodeaban, ya fuesen estas marcas, colores, tamaños, o modelos.
A partir de combinar dichas particularidades materiales, como si fuese una especie de algoritmo existencial, forjamos una identidad ‘única’ –pues nadie puede tomar exactamente las decisiones de consumo que yo– pero además nos organizamos en tribus afines es decir, nos juntamos con aquellos con los que compartimos un mayor porcentaje de estas decisiones –no deja de llamarme la atención ver a grupos de adolescentes vestido(a)s de manera casi idéntica, equipados con teléfonos de la misma marca y modelo, y eligiendo opciones casi idénticas en un bar o restaurante. Si, el consumo no solo nos regala la ilusión de que somos únicos (aunque en verdad lo somos pero no por lo que adquirimos) y simultáneamente nos ayuda a definir con quiénes tengo mayor afinidad.  
Pero ¿Se puede vivir más allá de está grilla de patrones pisco-culturales y pautas sociales? ¿Es en realidad posible construir una existencia  al margen del vórtice? El fotógrafo y documentalista francés Eric Valli, quien ha dedicado buena parte de su carrera a trabajar con National Geographic, decidió ubicar a una serie de personas –ya fuesen místicos solitarios o tribus organizadas- alrededor de Estados Unidos que cristalizaron esta fantasía que el sistema nos sugiere que no puede existir.
El misterioso archivo fotográfico de Valli en torno a estas personas honra el valor y la disciplina (o lo que muchos podrían interpretar como locura) que cada uno de ellos ejerce más allá de la teoría disidente. Curiosamente no se pueden encontrar más datos sobre los protagonistas de estos retratos que los momentos capturados por la lente del francés –quien tal vez oculta cualquier información adicional con el afán de proteger su alter-virginidad. Lo único que pude encontrar al respecto es el texto que acompaña la impactante serie fotográfica ‘Off the Grid‘ en el sitio del propio Valli:
“Hay un creciente número de personas que ha decidido viver ligero en la tierra, y dejar de ser parte del problema. He pasado los últimos años con cuatro de ellos enfocándonos en entablar una armonía con la naturaleza en los más prístinos rincones de Estados Unidos.”
Twitter del autor: @paradoxeparadis / Lucio Montlune

Archivo del blog