miércoles, 7 de noviembre de 2012

Todo sobre el mal aliento: causas y soluciones.


Causas

Hay una serie de causas del mal aliento, entre los que destacan más que todo, están las bacterias en la boca, el estómago y trastornos intestinales, un intestino perezoso, infecciones en los senos nasales o garganta, y el consumo de tabaco y alcohol.

• El consumo de alcohol causa problemas digestivos que conduce al mal aliento. Además, el alcohol seca la boca, lo que reduce la producción de saliva.

• El estrés es otra causa que puede no ser evidente cuando estás buscando razones para el mal aliento. El estrés afecta el sistema digestivo. Un suministro insuficiente de enzimas digestivas puede ser otra causa.

• Otras fuentes de mal aliento están en la nariz y la nasofaringe, el área encima de la base de la lengua.

• Hacer dieta puede ser una causa del mal aliento.

• Dado que la deshidratación conduce al estreñimiento y a problemas digestivos, es muy beneficioso beber 6-8 vasos de ocho onzas de agua al día. Jugo, café, té, gaseosas, etc., no cuentan!

• Un mal aliento puede provenir de la parte posterior de la garganta debido a infecciones de los senos nasales o las amígdalas que resulta en exceso de bacterias. Si tienes problemas de sinusitis o de la garganta también puedes tener algún tipo de alergia.

• El mal aliento también puede ser signo de condiciones médicas potencialmente más graves como la diabetes, úlcera duodenal, reflujo gastroesofágico, la hipoglucemia, mal funcionamiento del hígado o del riñón y trastornos respiratorios.

• Los alimentos que se consumen también son una causa potencial de la halitosis. Ciertos alimentos, tales como ajo, cebolla y algunas especias se citan con frecuencia como causa del mal aliento de una persona. Tanto los vegetarianos y los que comen grandes cantidades de carne pueden desarrollar mal aliento, debido en parte, al proceso digestivo. La digestión comienza en la boca. La saliva contiene enzimas que inician el proceso de la digestión, y el tipo de alimento ingerido puede afectar a la química de los alimentos de la boca. La saliva también recogerá los olores de los alimentos dentro de varias horas después de que se ha comido. Los olores son más fuertes en los carbohidratos - azúcares, almidones y celulosa, menos fuertes a partir de proteínas y casi no existen por grasas. Las bacterias en la boca reaccionan con el residuo en descomposición de los alimentos y bebidas y puede ser la fuente del mal olor.

• Una intolerancia a la leche a menudo es la causa del mal aliento. Eliminar todos los productos lácteos y ver si son los culpables.

• El estómago también es un área que causa problemas de mal aliento para muchas personas. Trastornos por pobre digestión, estreñimiento, o intestino inflamado, puede crear gas que sale de la boca. La insuficiencia de ácido clorhídrico en el estómago puede causar mala digestión, los alimentos no digeridos pasarán a los intestinos, pudriéndose y desprendiendo gas viciado que se eleva y causa mal aliento. Este problema es bastante común con las personas de edad, cuyo cuerpo no produce suficiente ácido clorhídrico naturalmente para facilitar el proceso de digestión.

Otro problema digestivo común es debido al desequilibrio de las bacterias buenas y malas en el intestino. Los alimentos no se digieren correctamente y el resultado puede ser el reflujo ácido, crecimiento excesivo de levadura, o fermentación. Uno de los subproductos de este problema es el mal aliento. Para corregir este desequilibrio, el uso de un probiótico.

• La diarrea causada por parásitos intestinales es la tercera causa principal de enfermedad. Si tienes alguno de los siguientes síntomas: gases, diarrea, estreñimiento crónico, hinchazón, fatiga, erupciones en la piel, morderse las uñas, cambios de humor, insomnio, piel seca, cabello quebradizo, pérdida de cabello, aumento de peso, mal aliento, y calambres musculares , debes hacerte análisis para los parásitos.

• Los problemas dentales, enfermedades periodontales y en especial los abscesos dentales, a menudo son la causa del mal aliento. Estas áreas infectadas albergan grandes cantidades de bacterias por infección y alimentos consumidos, lo que permite pudrirse. Otras fuentes dentales son espacios entre los dientes o los dientes torcidos, ambas áreas donde los alimentos se pueden alojar y causar caries. Las deficiencias de vitaminas, especialmente vitamina C y niacina, son la causa de algunas enfermedades de las encías.
No mastiques chicle o comas dulces, dado que el azúcar puede dejar residuos que promueve el crecimiento rápido de bacteria. La química corporal de cada persona es diferente, así que lo que funciona para alguien puede no tener efecto en otra persona, todo debido a la química de esa persona.

Programa de Bienestar

Librarte del mal aliento puede ser un proceso de varias etapas. Al seguir un programa paso a paso, puedes encontrar la causa del mal aliento y ser capaz de eliminar el problema. Prueba este programa durante varias semanas y ve lo que funciona para ti.

Higiene Oral

Practicar una buena higiene oral es siempre importante, así que empieza aquí. Hay tres áreas de preocupación en la boca: la lengua, los dientes y encías. Cepillarse los dientes, usar hilo dental, y haz limpieza de las encías, seguido de un enjuague a fondo, ayudará a minimizar el problema mediante la eliminación de la acumulación de bacterias. La lengua puede ser cargada con partículas de alimentos en descomposición y las bacterias que causan mal aliento.
El cepillado o raspado de la lengua, lo primero en la mañana y antes de acostarse te ayudará a eliminar el problema aquí. Al eliminar la acumulación de material deteriorado, un caldo de cultivo para las bacterias, reducirá tu placa también. La placa conduce a la enfermedad periodontal, que, a su vez, puede conducir a enfermedades del corazón. Así que este paso la higiene bucal es muy importante para tu salud en general!

• Hazte una limpieza de dientes y llena las cavidades. La placa y las caries son un caldo de cultivo ideal para las bacterias que causan mal aliento.

• Otra forma de mejorar la higiene bucal es usando un "peine de agua" después del desayuno. Poner una onza de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) en el agua. Lavarse.

• Trata de cepillarte las encías y la lengua con algunos clavos de olor en polvo o mirra.

• Cepilla la lengua dos veces al día con un cepillo de dientes empapado con bicarbonato de sodio.

• Agita el agua dentro de tu boca después de cada comida o merienda. Esto reducirá las partículas de comida o bebida (principalmente azúcar) que pueden llevar al mal aliento.

A pesar de los enjuagues bucales debes resolver algunos de los problemas inmediatos, debes llegar a la raíz de la causa. Los enjuagues bucales en general son sólo una máscara temporal para el problema y sus efectos duran sólo media hora más o menos. Haz gárgaras con un enjuague bucal antiséptico. Trate de encontrar un enjuague bucal que contiene alcohol lo menos posible, ya que el alcohol empeora el problema! Además, el uso frecuente de un enjuague bucal con más del 25% de alcohol se ha relacionado con una mayor incidencia de cáncer oral. Para un enjuague bucal sin alcohol, usar una mezcla de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 50% (3% de solución) y el 50% de agua, y haz gargaras alrededor de 30 segundos y expectorar.

Tu saliva es importante en la lucha contra el mal aliento, ya que suprime las bacterias que lo causan. Cualquier cosa que reduzca la producción de saliva, como el alcohol, los medicamentos contra la ansiedad, el tabaquismo, el estrés, y medicamentos como los descongestionantes y los diuréticos, permite que los microorganismos proliferen.

Dieta

La eliminación de ciertos tipos de alimentos, tales como alimentos ricos en grasa, carne, azúcar, especias exóticas y productos lácteos es el siguiente paso en la señalización de la causa del mal aliento. Los tipos de alimentos que comes puede ser una de las razones de tu mal aliento. Los alimentos ácidos, por ejemplo, crean un entorno para el crecimiento bacteriano. Alimentos altos en grasa y alta en proteínas no pueden digerir bien y producen gas. Algunas personas batallan mucho en la metabolización de carne y productos lácteos, con el resultado de un mal alienton.

Los alimentos azucarados son un problema ya que las bacterias en la parte posterior de la garganta se alimentan del azúcar.

Ajo, cebolla y especias exóticas (como el curry) son fuentes comunes de problemas para muchas personas. Mientras estos alimentos se digieren, ciertos compuestos son transmitidos desde la sangre a través de los pulmones y exhalados por hasta 24 horas.

Los quesos, como el azul, camembert y roquefort, el pescado, el atún enlatado y en especial las anchoas y embutidos picantes son a menudo los culpables.

Bebidas como el café y el té son otras posibles fuentes de mal aliento. Ambos son muy ácidos. Reduce el consumo de estos y ve qué pasa.

Come más frutas, sobre todo el kiwi, la papaya y la piña, que contienen enzimas digestivas. Las verduras son muy importantes, también, los verdes, especialmente de hoja verde.


El sistema digestivo

Un paso a seguir es mejorar tu sistema digestivo. Al cambiar su digestión es muy posible eliminar la causa de tu mal aliento. Una dieta alta en fibra haciendo hincapié en los granos enteros, frutas y verduras es esencial para una óptima digestión. Manténte alejado de alimentos ricos en grasa. Comer yogurt o acidophilus ayudará a equilibrar el estómago mediante la adición de bacterias beneficiosas que mejoran la digestión.

Puede haber tres causas de mal funcionamiento de tu sistema digestivo.

• En primer lugar, el sistema puede carecer de las enzimas necesarias para una buena digestión. Esto es especialmente frecuente en las personas mayores. Para solucionar este problema tomar 2-4 tabletas de enzimas digestivas con cada comida.

• Un desequilibrio de las bacterias buenas y malas en su intestino, como se mencionó anteriormente. Toma un suplemento probiótico que contiene bacterias buenas como acidophilus y bifidus.
Para ver más sobre probióticos puedes ir a estos enlaces:
 Los probióticos Una solución en la enfermedad celíaca.
 Cómo hacer ketchup casera lacto-fermentada.
Probióticos contra la úlcera
Chucrut Probiótico (Col fermentada) ¡y sus maravillosos beneficios para la salud!

• Un segundo problema puede ser la falta de ácido clorhídrico suficiente, la producción de la cual disminuye con la edad. Para remediar esto, tomar una cucharada de vinagre de manzana antes de cada comida. Otra forma de obtener el ácido clorhídrico necesario es tomar tabletas de 10 granos de betaína o pepsina antes de cada comida para ayudar a la digestión.

La desintoxicación de los intestinos es otro paso importante para hacer desde que tener tantos problemas de salud son causados ​​por pobres funciones del intestino. Por ejemplo, el estreñimiento puede ser la causa de tu mal aliento. La comida podrida puede ser atrapada en tus intestinos y emiten gases nocivos. Muchas personas que están estreñidas no beben suficiente agua. Para una salud óptima, beber ocho vasos de 8 onzas de agua al día.

Otra cosa importante a hacer es comer mucha fibra. Comer varias porciones de yogur con cultivos vivos ayudará a recuperar una flora intestinal equilibrada y conseguir que el intestino funcione como debería. Esto ayudará al problema de estreñimiento y conseguirás que tus intestinos funcionen correctamente. O, puedes no darte cuenta específicamente que tienes un problema intestinal, lo que es importante limpiar el intestino para eliminar esto como una posible fuente. Si tienes una tendencia a comer de más, puede que las enzimas digestivas de tu estómago no completen el proceso de digestión y puede ser que emane gas de los intestinos.

Ver estos links para posible solución contra el estreñimiento:
Haz tu propia fibra contra el Estreñimiento.
Cómo preparar jugo natural y rico para aliviar el estreñimiento.

En algunos casos una deficiencia de vitamina B6 es la causa. Desde que B6 no es abundante en los alimentos, esta deficiencia se produce con frecuencia.

Remedios

El vinagre de manzana. Tome una cucharada de vinagre de manzana antes de cada comida. Es posible que desees tomarla en un vaso de agua. Esto ayudará a tu digestión.

El bicarbonato de sodio. Cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio (o de una pasta hecha con peróxido de hidrógeno -agua oxigenada-) ayudará a reducir la acidez en la boca y crea un ambiente menos favorable para las bacterias para crecer.

Tomar 5 gramos de carbón vegetal. Tomar a diario carbón activado para limpiar el estómago y los intestinos. El carbón vegetal absorbe las toxinas y es un purificador natural.

El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). Los senos pueden infectarse y causar mal aliento. Si este es tu problema, el mejor tratamiento es usar peróxido de hidrógeno (H2O2). Utilice la variedad de farmacias, que es un tres por ciento, diluir 50% con agua y poner cinco a diez gotas en cada fosa nasal y oler con fuerza. Puede quemar un poco. Haz esto dos veces al día y ve si ayuda. Si no lo hace, tus senos no son el problema.

Agua, sal. Hacer gárgaras con agua salada te ayudará a limpiar las bacterias, moco y las partículas de comida en las amígdalas o en la parte posterior de la garganta que puede ser la causa de su mal aliento.

Herbario

Comprimidos de alfalfa puede ayudar a eliminar el mal aliento.

Anís. Mastica anís, cardamomo, eneldo o hinojo para ayudar a enmascarar olores. El anís, la semilla de regaliz con sabor, mata a las bacterias que causan olor.

Trate clorofila líquida o tabletas de clorofila que se pueden comprar en la farmacia. Clorofila tiene un efecto desodorizante y se utiliza en una serie de productos para ese fin.

Clavo. El Clavo es un poderoso antiséptico. Hacer un té poniendo su totalidad o 3 1/4 cucharadita de clavo molido en 2 tazas de agua caliente y dejar reposar durante 20 minutos, revolviendo ocasionalmente. Vierte a través de un colador fino y usálo como un enjuague bucal o gárgaras dos veces al día.
Para saber más sobre las propiedades del clavo ir a este link:
 Los milagros del clavo de olor. Tratamientos y beneficios + receta de aceite de clavo de olor

Hinojo. EL hinojo es otra hierba útil y se puede utilizar de varias maneras. Poco a poco masticar las hojas y permitir que la saliva se acumule en la boca. O bien, mezclar el contenido de una cápsula de hinojo con bicarbonato de sodio, convertirlo en una pasta, y cepillarse los dientes, las encías y la lengua con ella. El extracto fluido de hinojo puede ser frotado en las encías y la lengua.

Avellanas. Mastique unas avellanas poco a poco, ya que absorberá el mal aliento.

Hierbas. Masticar hierbas de menta, perejil, albahaca, romero, tomillo y wintergreen ayudará a mitigar el mal aliento.

Limón. Chupar una rodaja de limón con sal para detener el aliento a cebolla o a ajo.

Mirra. Disolver una pedazo de tamaño de un guisante en tu boca antes de acostarte o chupar un pequeño trozo de corteza de canela durante el día puede ayudar a aliviar el problema.

Se puede hacer en un té. Para hacer el té agregar 2 ramitas de perejil picado, 3 dientes de especias enteras, 1 cucharadita de mirra en polvo y 1/4 cucharadita de sello de oro en polvo a un litro de agua hirviendo. Revuelve de vez en cuando mientras se enfría, luego colar y usar como enjuague bucal.

Perejil y menta. Masticar perejil u hojas de menta ha sido un recurso utilizado por miles de años. Estas hierbas son especialmente buenas si el ajo y las cebollas son la fuente de tu mal aliento. El perejil es muy alto en clorofila. Mastica unas cuantas ramitas de perejil mojado en vinagre para el alivio inmediato. Si te tragas las hojas después de masticarlas ellos van a ser digerida y seguir proporcionando aliento fresco durante bastante tiempo. Estas plantas parecen reducir la producción de gas intestinal mediante la promoción de una mejor digestión.

• Gomas de mascar naturales elaboradas con aceites esenciales de menta o hierbabuena también es de utilidad. Estos aceites matan a las bacterias que causan mal olor, y la acción de masticación estimula la producción de saliva que ayuda a combatir el mal aliento.

La espirulina es una fuente muy buena de clorofila y se pueden comprar ya sea en cápsulas o en forma suelta. Comienza con 500 mg tres veces al día.

Té. Otro té que puede ser hecho agregando 2 ramitas de perejil picado, 3 clavos de olor, 1 cucharadita de mirra en polvo y 1/4 cucharadita de sello de oro en polvo en 1 litro de agua hirviendo. Revuelve de vez en cuando mientras se enfría, cuela y usa como enjuague bucal. También se puede usar para un dolor de garganta. La alfalfa es rica en clorofila. Bebe té de alfalfa varias veces al día para mantener tu aliento fresco. Para hacer el té, poner dos cucharadas de hojas secas en una taza de agua hirviendo y dejar reposar durante 10-20 minutos. También puedes encontrar tabletas de alfalfa en una herboristería o tienda de alimentos saludables.

• La Menta o alholva son otras hierbas buenas para usar en un té para calmar el estómago. Es exhalado por los pulmones y ayuda a endulzar el aliento.

Aceite de árbol de té. El aceite de árbol de té, derivado de las hojas del árbol nativo de Australia Melaleuca alternifolia, contiene compuestos antisépticos que lo convierten en un potente desinfectante. Trata de usar una pasta dental que contenga aceite de árbol de té, o poner unas gotas de aceite de árbol de té en tu cepillo de dientes solo, o con tu pasta dental regular. Tiene un sabor fuerte y aromático.

Por último, si te gusta este post, COMPARTE a tus contactos!

Fuente:  http://www.health911.com/bad_breath
Traducción: Vida Lúcida

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog