miércoles, 7 de noviembre de 2012

Los milagros del clavo de olor. Tratamientos y beneficios + receta de aceite de clavo de olor





Fuente: wakeup-world.com


Tratamientos para dolores.

Ponga unas gotas de aceite de clavo de olor en una bola de algodón, colocar la bola en el lugar del dolor de muelas y muerda. Mantenga su boca cerrada durante unos 5 minutos, el aceite adormece el dolor y mata las bacterias.

Luego, quite la bola de algodón y mezcle un poco de aceite de clavo (de 6 a 8 gotas) con agua y sal en una taza. Revuelva este dentro de su boca durante un minuto aproximadamente y escupa. ¡Usted debe sentirse mucho mejor!

Nota importante: El aceite de clavo de olor sin diluir puede causar daños y quemaduras, así que asegúrese de diluirlo si usted lo está aplicando sobre la piel sensible. Usted todavía puede utilizarlo directamente sobre un diente mediante la aplicación de una bola de algodón o hisopo. También se pude usar con un gotero para la mejor aplicación.

Historia del Clavo

El uso del clavo se remonta a la dinastía Han (207 a.C a 220 dC) en la que se utilizaba para ocultar el mal aliento. Se requería que las personas que se acercaban al emperador chino tuvieran un clavo de olor en la boca para este propósito. Con los años, la medicina tradicional china ha utilizado clavos de olor para tratar la indigestión, diarrea, las hernias, la tiña, el pie de atleta y otras infecciones micóticas.

El clavo llegó a Europa en el siglo 4 dC. Se les consideraba un lujo y se utilizaron como parte de una mezcla que se utiliza para tratar la gota. Una vez que los clavos estaban fácilmente disponibles en Europa, fueron utilizados de una manera similar a la medicina tradicional china. Para el mal aliento, utilizados para tratar la indigestión, flatulencia, náuseas, vómitos y diarrea. También se trataba la tos, la infertilidad, las verrugas, gusanos, heridas y dolores de muelas.

En Estados Unidos, los clavos se han utilizado para tratar los trastornos digestivos y se han utilizado en preparaciones de hierbas amargas como medicinas.
Los estadounidenses fueron los primeros en extraer el aceite del clavo de olor y utilizarlo en las encías para aliviar el dolor de muelas.

El componente activo del clavo es el aceite de eugenol. Este aceite constituye el 60-90% de cada clavo y ha sido pensado para matar bacterias, virus y hongos. Este aceite también actúa como un antiséptico, anestésico, expectorante, estimulante digestivo, aromático, antiespasmódico, astringente y diversos usos más.

Usos y tratamientos con el clavo de olor. Para leer la información completa despliega el siguiente enlace:



Receta para preparar tu propio aceite de clavo de olor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog