jueves, 27 de septiembre de 2012

AYURVEDA: EL ARTE DE VIVIR




http://video.google.es/videoplay?docid=6498273339584106380
El Ayurveda es un sistema holístico de medicina que se desarrolló y se practica mucho en India. La palabra Ayurveda significa: “ciencia de la vida” (Ayur = vida y Veda = conocimiento).
Esta medicina tradicional es un sistema curativo natural y el más antiguo del mundo, sus raices proceden de la era VEDICA, hace más de 5.000 años atrás. Este sistema curativo ha tenido una fuerte influencia a través de la historia en muchos sistemas de medicina, desde la antigua Grecia en el occidente hasta la Medicina China Tracional, Tibetana y Tailandesa en oriente.
Enseña que el hombre es un microcosmos, un universo en sí mismo. Es el hijo de las fuerzas cósmicas externas, el macrocosmos.
A través del estudio de esta ciencia, cualquier persona puede adquirir el conocimiento práctico de la autocuración. Equilibrando adecuadamente las energías del cuerpo, se pueden reducir los procesos de deterioro físico y las enfermedades.

Y cómo podemos equilibrar esas energías? A través de distintos caminos que están incluidos en este milenario sistema. Estos son: el YOGA, la MEDITACIÓN, el MASAJE y la ALIMENTACION, el uso de las hierbas, la dieta, desintoxicacion y la purificación a través del panchakarma

ACEITE DE COCO ( Constitución Pitta )




Conocido como el " árbol de la vida ", sagrada por la medicina Ayurveda por sus multiple usos terapéuticos.
La fruta maravillosa de la palma de coco posee ácidos grasos tales como ácido láureo y monoglicéridos, similares a la leche materna.

Los beneficios para la salud del aceite de coco incluyen el cuidado del cabello, cuidado de la piel, fortaleza de los huesos, alivio del stress, mantener los niveles de colesterol, pérdida de peso, mayor inmunidad, digestión y metabolismo adecuados, alivio de problemas renales, enfermedades del corazón, hipertensión arterial, diabetes, VIH, cáncer y cuidado dental. Estos beneficios del aceite de coco pueden atribuirse a la presencia de ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico y sus propiedades como antimicrobiano, antioxidantes, antimicóticos, antibacteriano, relajante, etc..

¿Cómo es el ácido láurico usado por nuestro cuerpo?
El cuerpo humano convierte ácido láurico en monolaurin que se pretende ayudar a tratar con virus y bacterias que causan enfermedades tales como el herpes, influenza, citomegalovirus y incluso el VIH. Ayuda en la lucha contra las bacterias dañinas como listeria monocytogenes y heliobacter pylori y protozoos perjudiciales como giardia lamblia. Como resultado de estos diversos beneficios para la salud el aceite de coco, aunque su mecanismo de acción exacto se desconoce, se ha ampliamente utilizado en Ayurveda, el sistema tradicional de medicamentos indio. El centro de investigación del coco ha recopilado varias referencias en la investigación científica en aceite de coco.

Beneficios

Cuidado del cabello: El aceite de coco es una de las mejores formas de nutrición natural para el cabello. Ayuda a un crecimiento sano del pelo proporcionándoles una complexión brillante. El masaje regular de la cabeza con aceite de coco asegura que su cuero cabelludo está libre de caspa, piojos y huevos de piojos, incluso si su cuero cabelludo está seco. El aceite de coco se utiliza ampliamente en el subcontinente indio para el cuidado del cabello. Es un excelente acondicionador y ayuda en el rebrote de cabello dañado. También proporciona las proteínas esenciales necesarias para nutrir el cabello dañado. Por lo tanto, se usa como aceite de cuidado del cabello y es utilizado en la fabricación de diversos acondicionadores y champús anti-caspa. El aceite de coco normalmente se aplica tópicamente para el cuidado del cabello.

Relajante: El aceite de coco es muy suave y por lo tanto, ayuda a eliminar el estrés. La alicación de aceite de coco en la cabeza seguido de un masaje suave ayuda en la eliminación de la fatiga mental.

Cuidado de la piel: El aceite de coco es un aceite de masaje excelente para la piel ( Recomendado para Constitución Pitta). Actúa como un hidratante eficaz en todo tipo de pieles, incluyendo la piel seca. El beneficio del aceite de coco en la piel es comparable a la del aceite mineral. Además, a diferencia de los aceites minerales, no hay ninguna posibilidad de tener efectos secundarios adversos en la piel con la aplicación del aceite de coco. El aceite de coco, por tanto, es una solución segura para prevenir la resequedad y descamación de la piel. También retrasa las arrugas y la flacidez de la piel que normalmente aparecen con la edad. El aceite de coco también ayuda en el tratamiento de diversos problemas de piel como la psoriasis, dermatitis, eccemas y otras infecciones de la piel. Por lo tanto, el aceite de coco constituye el ingrediente básico de diversos productos corporales como jabones, lociones, cremas, etc., utilizado para el cuidado de la piel.

Envejecimiento prematuro: El aceite de coco ayuda a prevenir enfermedades degenerativas debido a sus propiedades antioxidantes y el envejecimiento prematuro .

Enfermedades del corazón: Hay un malentendido entre muchas personas, que opinan que el aceite de coco no es bueno para el corazón. Esto es porque contiene una gran cantidad de grasas saturadas. Sin embargo, el aceite de coco es beneficioso para el corazón. Contiene aproximadamente un 50% de ácido láurico, que ayuda a prevenir diversos problemas de corazón, incluyendo altos niveles de colesterol y presión arterial alta. Las grasas saturadas en el aceite de coco no son dañinas, como ocurre en el caso de otros aceites vegetales. No llevan a aumentar en los niveles de LDL. También reduce la incidencia de lesiones en las arterias y por lo tanto, ayuda a prevenir la ateroesclerosis.

Pérdida de peso: El aceite de coco es muy útil en la reducción de peso. Contiene cortas y medianas cadenas de ácidos grasos que ayudan en la pérdida de peso. También es fácil de digerir y ayuda a un funcionamiento saludable de los sistemas de tiroides y enzimas. Además, aumenta el metabolismo del cuerpo por eliminación de estrés en el páncreas con lo que quema más energía y ayuda a las personas obesas y con sobrepeso a reducir su peso. Por lo tanto, las personas que viven en las zonas costeras tropicales que comen aceite de coco diariamente como su principal aceite de cocina, son normalmente no grasas, ni obesas o con problemas de sobrepeso.

Pancreatitis: El aceite de coco se cree también que es útil en el tratamiento de la pancreatitis.

Digestión: El uso interno del aceite de coco se produce principalmente como aceite de cocina. El aceite de coco ayuda a mejorar el sistema digestivo y así evita varios problemas relacionados con el estómago y la digestión, incluyendo el síndrome del intestino irritable. Las grasas saturadas en el aceite de coco tienen propiedades anti-microbianas y ayudan en relación con varias bacterias, hongos, parásitos, etc., que causan la indigestión. El aceite de coco también ayuda en la absorción de otros nutrientes como vitaminas, minerales y aminoácidos.

Inmunidad: El aceite de coco también es bueno para el sistema inmunológico. Fortalece el sistema inmunológico ya que contiene lípidos antimicrobianos, ácido láurico, ácido cáprico y ácido caprílico que tienen propiedades antimicóticos, antibacterianos y antivirales. El cuerpo humano convierte el ácido láurico en monolaurin que ayuda a tratar determinados virus y bacterias que causan enfermedades tales como el herpes, gripe, citomegalovirus y incluso el VIH. Ayuda en la lucha contra las bacterias dañinas como listeria monocytogenes y heliobacter pylori y protozoos perjudiciales como giardia lamblia.

Curación: Cuando se aplica sobre las infecciones, forma una capa química que protege la parte del cuerpo infectado con agentes externos como, hongos, bacterias y virus. El aceite de coco es muy eficaz en moratones ya que acelera el proceso de curación por reparación de los tejidos dañados.

Infecciones: El aceite de coco es muy eficaz contra una variedad de infecciones debido a sus propiedades antibacteriales antimicóticos y antivirales. Segun el Centro de investigación de coco, el aceite de coco mata los virus que causan la gripe, el sarampión, hepatitis, herpes, SARS, etc.. También mata las bacterias que causan las úlceras, infecciones de garganta, infecciones urinarias, neumonía y gonorrea, etc.. El aceite de coco también es eficaz en hongos y levaduras que causan la candidiasis, tiña, pie de atleta, zorzales, pañal, etc..

Hígado: La presencia de los triglicéridos de cadena media y ácidos grasos ayuda a prevenir enfermedades del hígado ya que sus sustancias son fácilmente convertidas en energía cuando llegan al hígado, reduciendo así la carga de trabajo en el hígado y también la acumulación de grasa.

Renal: El aceite de coco ayuda a prevenir enfermedades de vejiga de riñones y la vesícula. También ayuda a disolver los cálculos renales.

Diabetes: El aceite de coco ayuda a controlar el azúcar en la sangre y mejora la secreción de insulina. También ayuda en la utilización eficaz de la glucosa en la sangre, ayudando en la prevención y tratamiento de la diabetes.

Huesos: Como se mencionó anteriormente, el aceite de coco mejora la capacidad del cuerpo para absorber importantes minerales. Estos incluyen el calcio y magnesio, que son necesarios para el desarrollo de los huesos. Por lo tanto, el aceite de coco es muy útil para las mujeres que son propensas a la osteoporosis después de los 40 años.

Cuidado dental: El calcio es un elemento importante en los dientes. Ya que el aceite de coco facilita la absorción de calcio en el cuerpo, ayuda a obtener dientes fuertes. El aceite de coco también previene la caries.

VIH y cáncer: Se cree que el aceite de coco juega un papel fundamental en la reducción de susceptibilidad viral de los pacientes de VIH y el cáncer . La investigación preliminar ha demostrado las indicaciones del efecto del aceite de coco en la reducción de la carga viral de los pacientes de VIH.

Por último, el aceite de coco a menudo es preferido por los atletas y los culturistas y por quienes están a dieta. La razón de esto es que el aceite de coco contiene menos calorías que otros aceites, su contenido de materia grasa se convierte fácilmente en energía y no produce la acumulación de grasa en el corazón y las arterias. El aceite de coco ayuda a impulsar la energía y resistencia y mejora el rendimiento de los atletas.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

¡NO ES ‘LA PELÍCULA DE UNOS AFICIONADOS ESTUPIDOS - por James Petras



El verano del descontento musulmán
Rebelión
[...] La islamofobia no es simplemente la actitud de una minoría de extremistas marginales; es parte integrante de las políticas destinadas a las guerras actuales contra una docena de naciones musulmanas, a la vigilancia de millones de musulmanes estadounidenses, y a armar a un Estado judío decidido a desarraigar a los palestinos y a amenazar con bombardear a 75 millones los musulmanes iraníes [...]  

Introducción

La llamada “Primavera Árabe” es un recuerdo lejano y amargo para quienes combatieron y lucharon por un mundo mejor, por no hablar de los miles que perdieron la vida o su integridad física.
En su lugar, en todo el mundo musulmán, una nueva oleada de políticos reaccionarios, corruptos y serviles han tomado las riendas del poder apoyados por los mismos militares, la misma policía secreta y el mismo poder judicial que sostuvieron a los gobernantes anteriores [2]. La muerte y la destrucción es rampante; la pobreza y la miseria se han multiplicado, han quebrado la ley y el orden, matones reaccionarios han tomado el poder político cuando antes eran una fuerza marginal. Los niveles de vida han caído, las ciudades están devastadas y el comercio está paralizado. Y presidiendo este “Invierno árabe” se encuentran las potencias occidentales, Estados Unidos y la Unión Europea —con la ayuda de las monarquías absolutistas despóticas del Golfo, su aliado turco y un ejército variopinto de mercenarios terroristas islamistas y sus posibles portavoces del exilio.
El legado de la intervención imperial en el mundo musulmán durante la primera década del siglo XXI supera en términos de vidas perdidas, en personas desplazadas, en economías destruidas, en guerras perpetuas, cualquier década anterior, incluyendo las conquistas coloniales del siglo XIX y XX. Buena parte del reciente caos y de la violencia occidental ha quedado concentrada en el período conocido como la “Primavera Árabe” entre 2011 y 2012. Además, lo peor está por venir. Los supervisores occidentales han ganado posiciones estratégicas de poder en algunos países (Egipto), se dedican a prolongadas guerras ruinosas en otros (Siria) y se prepara para una intervención militar aún mayor y más destructiva en otros (Irán).
El “Invierno del descontento musulmán” cubre un arco completo desde Pakistán y Afganistán, en el sur de Asia, a través de la región del Golfo y Oriente Próximo hasta el Norte de África. En medio de la peor crisis económica que azota Occidente desde la década de 1930, los regímenes imperialistas occidentales han exprimido a sus pueblos, han movilizado personal, armas y dinero para participar en guerras simultáneas en cinco regiones y dos continentes para derrocar a sus adversarios políticos e instalar clientes, incluso aunque ello suponga la destrucción de la economía y el desarraigo de millones de personas.
Comencemos con Egipto, donde la Primavera Árabe se ha convertido en un caso de estudio para la elaboración del Nuevo Orden Imperial en el mundo musulmán. Atribuir las violentas rebeliones populares en dos continentes y en dos docenas de países musulmanes a una película de Estados Unidos que profana al profeta Mahoma es el colmo de la superficialidad. Como mucho, la película ha sido el detonante que ha desencadenado una hostilidad arraigada como resultado de dos décadas de devastación y destrucción que Estados Unidos ha causado al mundo musulmán y, más concretamente, el flujo de rabia que circula debido a la cruda intervención de Washington contra la promesa de la Primavera Árabe.

Egipto: la construcción de un Estado del cliente

Desde el primer día, en febrero de 2011, Washington buscó por todos los medios apuntalar la dictadura de Mubarak cuando miles de manifestantes que luchaban por la libertad fueron asesinados, heridos o encarcelados en las plazas y calles más importantes de Egipto. Cuando Mubarak fue obligado a dejar el poder, Washington intentó conservar su influencia recurriendo a sus generales y apoyó la junta militar que tomó el poder. A medida que la dictadura militar se convirtió en el blanco de grandes manifestaciones a favor de la democratización, Washington respaldó un acuerdo de reparto del poder político entre el dominante sector pro-occidental neo-liberal de los Hermanos Musulmanes y los militares excluyendo las reformas democráticas y socioeconómicas más elementales exigidas por los pobres y las clases trabajadoras y medias.
Con la elección del presidente Muhammad Morsi, Washington se aseguró el más ferviente defensor del capitalismo salvaje de “libre mercado” y el segundo mejor defensor (después de Mubarak) de mantener la posición de Egipto como Estado cliente de Estados Unidos en Oriente Próximo. Morsi, siguiendo los pasos de Mubarak y de acuerdo con Washington y Tel Aviv, cerró las rutas comerciales entre Gaza y el Sinaí, viajó al Movimiento de Países No Alineados en Teherán para trasladar el mensaje de Arabia Saudí y del Golfo reclamando el apoyo a los mercenarios armados que asolan Siria con el respaldo occidental. Después ha anunciado planes para privatizar empresas públicas, reducir el déficit a través de la eliminación de los subsidios básicos a los pobres, desregular la economía para aumentar el flujo de capital extranjero y acabar con las huelgas obreras [3]. Como recompensa por su servilismo y para facilitar el proceso de reconstruir Egipto como Estado maleable y cliente de Occidente, Washington, Arabia Saudí, el FMI, Qatar y la Unión Europea han ofrecido a Morsi más de 20 mil millones en préstamos, el alivio de la deuda y subvenciones [4]. Para conservar el apoyo de las masas musulmanas empobrecidas, el gobierno de Morsi depende de jugar la “carta espiritual” mientras lleva adelante una sólida estrategia económica neoliberal y una política exterior neo-colonial.
Dado el reciente fervor revolucionario nacionalista y pro democratizador, Morsi busca la manera de desviar el creciente descontento socioeconómico con sus políticas económicas neoliberales adoptando una posición musulmana aparentemente piadosa —condenando “la película” que ridiculiza al Profeta y tolerando los ataques a la Embajada estadounidense en el Cairo… algo que ha enfurecido a Clinton y a Obama, que esperan sumisión total, especialmente hacia los símbolos y la esencia de todo lo de Estados Unidos [5].
Desde la perspectiva de Morsi, un día de desahogo contra la Embajada de Estados Unidos ha sido el precio a pagar por su extenso programa para poner fin a las aspiraciones revolucionarias democráticas y nacionalistas de las masas que derrocaron a Mubarak, sobre todo cuando Morsi tiene toda la intención de “continuar con su agenda económica (de Mubarak) con una política establecida para luchar contra la corrupción” [6]. El pueblo egipcio, tanto el musulmán como el laico, está profundamente desencantado con la traición de los Hermanos a sus promesas de bienestar, empleo, prosperidad y de una política exterior nacionalista. La “película” ha servido como “pretexto legítimo” para unificar sus fuerzas: la protesta contra “la película” tiene que ver en realidad con las profundas divisiones socio-económicas y políticas emergentes y con el tremendo impulso de la influencia de Estados Unidos en el Egipto de Morsi.

Libia

El régimen de Obama condujo la guerra aérea y marítima que devastó la economía de Libia, destruyó su integridad nacional y permitió que una gran cantidad de grupos fundamentalistas terroristas extranjeros y nacionales se hicieran con el control de vastas regiones del país [7]. Washington y la UE lanzaron en paracaídas al gobierno a un variopinto grupo de clientes expatriados sin apoyar a ninguna de las instituciones del Estado. Los fundamentalistas islámicos, los clanes, las bandas, los tribalistas, monárquicos y docenas de otros señores de la guerra locales que la UE y Washington financiaron, armaron e importaron para derrocar a Gadafi hicieron mucho más: destruyeron todo el tejido de la sociedad civil organizada, el Estado y la autoridad pública. Frente a un mundo hobbesiano y caótico de feudos en guerra, muchas gentes han retornado a sus grupos primarios —familia, clan, autoridades religiosas, que pudieran ofrecer cierta protección mínima en el hogar, en la calle y en el lugar de trabajo. El asalto al consulado de Estados Unidos ha sido sólo uno de los miles de ataques violentos contra la propiedad y las autoridades nacionales, regionales y locales [8]. La propia policía, el ejército y los ministerios están infiltrados por facciones armadas religiosas y laicas que pretenden asegurarse los escasos ingresos del petróleo para su grupo particular.
La protesta del Consulado y el asesinato del embajador estadounidense y de los miembros de las Fuerzas Especiales no ha sido sino el acto más publicitado de la violencia criminal generada por Estados Unidos y por la intervención militar de la UE. Creyeron, bien por ignorancia total, por arrogancia o por ingenuidad, que podían armar a los fundamentalistas para que hicieran el trabajo sucio de matar a Gadafi y una vez que ello fuera “misión cumplida”, podrían desecharlos como un condón usado (o enviados a Siria como tropas de choque) y que podrían reemplazarlos por tecnócratas neo-liberales que gobernarían el país como un Estado cliente occidental: retornando los campos de petróleo a las compañías petroleras de la UE y estadounidenses. En vez de eso, Washington y la Unión Europea han alienado a todos los sectores de la sociedad libia: a los millones de beneficiarios de la Libia estable, segura, laica y próspera que gobernó Gadafi; a la masa de fanáticos musulmanes armados que exigen un Estado fundamentalista y sienten que sus sacrificios han sido dejados de lado, y a los señores de la guerra y a los contrabandistas de armas que exigen el respeto de sus adquisiciones territoriales [9]. Y, sobre todo, a la gran mayoría de todos los libios que han resultado empobrecidos por la guerra y que vieron con indiferencia o satisfacción cómo las bandas armadas bombardeaban el Consulado estadounidense. La protesta violenta por la película de unos aficionados que denigra al Profeta ha sido claramente el pretexto de una dilatada acumulación de reclamaciones populares y de la elite resultado de la intervención occidental armada.

Yemen

La toma de la embajada de Estados Unidos en Yemen secunda a los 33 años de respaldo financiero y armamentístico estadounidense a la brutal dictadura de Ali Abdulá Saleh, meses de guerra de drones y a la represión de las protestas populares pacíficas. El actual movimiento pro-democracia en Yemen, que alcanzó proporciones masivas, ha quedado bloqueado por la intervención de Estados Unidos y Arabia Saudí y ha dejado en su estela miles de ciudadanos yemeníes muertos, heridos y encarcelados. La toma de la embajada de Estados Unidos, aparentemente por “la película”, se ha debido a causas mucho más profundas y más amplias: el descontento popular por largas décadas de alianza entre Estados Unidos y Yemen y por una farsa de “transición democrática” promovida por Estados Unidos. Al igual que en Egipto y en Túnez, en Yemen los cambios de personas se han planificado para sacrificar al dictador titular con el fin de salvar el aparato del Estado cliente (policía, ejército, y judicatura), que son la base del poder de Estados Unidos y de Arabia Saudí en la región del Golfo. En todas las “transiciones”, Estados Unidos y la UE confían en políticos musulmanes dóciles y serviles para que pongan los arreos de las creencias religiosas a sus políticas neo-liberales y pro-imperiales.

Túnez

En el caso de Túnez, Washington y la UE hicieron uso del partido islamista en el poder Ennahda con el fin de abortar la transformación a favor de la democratización. Posteriormente, han subsidiado fuertemente al régimen de “libre mercado” de Moncef Marzuki que ha ignorado totalmente las reivindicaciones básicas que llevaron al levantamiento: el desempleo masivo, la concentración de la riqueza y la subordinación a la política exterior de la Unión Europea y de Estados Unidos, especialmente en lo que respecta a Palestina, Libia y Siria. El régimen y el partido islamista han jugado el habitual doble juego de condenar “la película” y aplastar la protesta, sabiendo muy bien que la protesta callejera podría encender una manifestación mucho más importante contra el abandono total del régimen del programa socio-económico democrático original.

Somalia y Sudán

En Somalia y en Sudán han tenido lugar protestas populares violentas y ataques contra la embajada de Estados Unidos. Washington ha estado profunda y directamente involucrada militarmente en Somalia durante más de dos décadas, pasando de una fracasada ocupación de los marines a financiar a militares africanos como sustitutos, entre ellos de Etiopía, Kenia y Uganda. Asimismo ha participado en ataques con drones. Como resultado de la intervención militar de Estados Unidos, Somalia es un país dividido, destruido y en la miseria en el que florece la piratería y donde tres cuartas partes de sus habitantes son refugiados. Las “protestas por la película” no son más que la punta de una guerra de liberación nacional en curso que enfrenta a islamistas radicales contra los sustitutos respaldados por Occidente y el régimen títere musulmán “moderado” de Sharif Sheik Ahmed.
Sudán es el lugar de una protesta masiva y un violento ataque contra las embajadas de Estados Unidos y de Europa. La elite gobernante en Sudán, sujeta a las sanciones de estadounidenses y europeas así como al movimiento separatista financiado y armado por Washington y Tel Aviv en Sudán de Sur, rico en petróleo, ha firmado un acuerdo por el que se han reducido sus ingresos petroleros en un 80%. Como resultado del apaciguamiento de Sudán respecto al separatista sustituto de Occidente, los niveles de vida en Jartum se han desplomado, la inflación hace estragos, el desempleo aumenta y el régimen ha dejado de apuntar sus armas a los separatistas para apuntar a su propio pueblo. Los ataques a la Embajada de Estados Unidos tienen más que ver con la división y el empobrecimiento del país que con “la película”. Como mucho, ésta ha sido un “disparador” que ha incendiado la profunda frustración en contra de un régimen que, una vez confirmada la integridad nacional del país, ha sacrificado sus riquezas naturales para ganarse el favor de Washington.

Pakistán

Pakistán ha sido escenario de masivas protestas populares en los centros urbanos así como en la periferia noreste. Los ataques a la embajada y la quema de la bandera reflejan un resentimiento constante y profundo contra más de una década de intrusiones estadounidenses terrestres y aéreas en violación de la soberanía pakistaní. El bombardeo con drones de decenas de “pueblos tribales” ha despertado la ira de millones de personas. La guerra librada por Estados Unidos contra bastiones islamistas, su intrusión armada para capturar a Bin Laden y las múltiples redadas del ejército pakistaní financiadas con fondos de miles de millones de dólares han causado miles de muertos y millones de refugiados. Pakistán es un país que hierve en ira con una profunda hostilidad a todo lo relacionado con Estados Unidos. La película únicamente ha venido a alimentar la caldera de un creciente descontento militante, religioso y nacionalista. El criminal convicto, el presidente pro-estadounidense Zarda, y sus gestos de protesta por la película no tienen credibilidad: está haciendo tiempo antes de que lo derroquen.
En Malasia, Indonesia, Nigeria y otros lugares donde Estados Unidos no ha sido tan ubicuo a la hora de intervenir en el orden militar y político han tenido lugar protestas menores por la “película”.
El tamaño, alcance y violencia de las protestas en contra de “la película” tienen una alta correlación con la intensidad de la destrucción y la miseria directamente ligada a la intervención militar y política estadounidense.
Conclusión
Haciendo frente a una fuerte reacción militante contra su actual ofensiva contrarrevolucionaria en el mundo musulmán, Washington exige a sus “nuevos” clientes musulmanes que aumenten la “seguridad” —que refuercen el estado policial y repriman los movimientos de protesta populares [10]. Washington está, una vez más, a la defensiva.
Las cambiantes relaciones de poder entre los movimientos populares y Estados Unidos y la UE han vuelto a agudizarse.
En la primera fase, Washington y sus aliados de la UE fueron tomados por sorpresa y seriamente desafiados por los movimientos populares pro democratización que derrocaron o amenazaron a sus gobernantes clientes en Túnez, Egipto, Somalia, Yemen, Bahréin y otros lugares; lo que se denominó como “Primavera Árabe”.
La segunda fase fue la reacción occidental para contraordenar, detener y revertir el movimiento popular pro-democratizador a través de alianzas con dirigentes islamistas maleables (Egipto, Túnez y Yemen) y el lanzamiento y la intensificación de la lucha armada con extremistas islamistas en Libia y Siria. También reforzó a los despóticos regímenes monárquicos del Golfo.
Apenas unos meses más tarde, los clientes neo-coloniales impuestos por estadounidenses y europeos, han dejado ver sus frágiles cimientos: las fraudulentas “transiciones” han producido gobernantes serviles, incapaces y sin voluntad para hacer frente a las reivindicaciones socio-económicas de los movimientos pro-democratizadores.
En la actualidad, la tercera fase de la lucha enfrenta un escenario más complejo que el anterior “conflicto binario” de dictadura versus democracia. Hoy en día somos testigos de conflictos entre islamistas neo-liberales en el poder contra sindicalistas laicos y musulmanes; musulmanes fundamentalistas empobrecidos combatiendo por Estados Unidos (en Siria) y en su contra (en Libia), mientras regímenes laicos (Siria) e islamistas (Irán) unen sus fuerzas para hacer frente a mercenarios islamistas respaldados por Occidente y a las amenazas israelíes con armas nucleares. Ya se trate de Pakistán, Somalia o Sudán, donde quiera que Estados Unidos haya conseguido Estados clientes ha impuesto políticas de guerra que empobrecen a las masas.
El terreno de la lucha islamista tanto para los poderes imperiales como para las masas populares refleja el descrédito y la destrucción de los gobernantes laicos y de las organizaciones populares de la sociedad civil. Las instituciones religiosas se han convertido en el refugio, el manto y el grito de guerra de las clases desposeídas y de las acaudaladas.
Un estudio minucioso de las dos [últimas] décadas de guerras de Estados Unidos y de la Unión Europea en el mundo musulmán revela escasas pruebas de la influencia “empresarial” del petróleo en el origen de las guerras imperiales. Al contrario, son esencialmente guerras militares imperiales. Lo que apreciamos en todas partes es la destrucción a gran escala de los medios de producción, la enorme des-acumulación de capital, el desplazamiento masivo de millones de trabajadores, científicos e ingenieros productivos que generan riqueza. ¿En qué van a invertir los inversores a gran escala y a largo plazo en Afganistán, Yemen, Somalia, Siria y Libia si sus propiedades y sus vidas corren peligro por las bandas de señores de las guerras etno-religiosos armadas y entrenadas por las Fuerzas Especiales de Estados Unidos?
Los grandes inversores no confían en la estabilidad de regímenes clientelistas corruptos, serviles e impopulares reforzados por Estados Unidos y la UE. Los inversionistas cuentan los diez años perdidos en Iraq a un costo de miles de millones de beneficios en petróleo. Estados Unidos no fue a la guerra por el petróleo como algunos ignorantes comentaristas de izquierda afirman.
El imperialismo militar ha llevado al arruina y gobierna seguido del arruina y corre. El único beneficiario evidente de las guerras de Occidente en los países musulmanes es el Estado judío de Israel, cuyas multimillonarias influencias políticas y sus acólitos políticos del Pentágono, del Tesoro, del Consejo de Seguridad Nacional, del Congreso y de los medios de comunicación estadounidenses diseñaron y promovieron esas desastrosas guerras contra el mundo musulmán. Más recientemente han promovido el contraataque estadounidense convirtiendo la “Primavera Árabe” en el “Verano del descontento musulmán”.
Las guerras no acaban ni acabarán mientras Israel reclame la supremacía en el mundo árabe. Estados Unidos está y estará en guerra permanente con el mundo musulmán mientras su política exterior y las estructuras políticas estén influenciadas por la configuración del poder sionista-israelí.
Ningún imperio anterior al de Estados Unidos ha sufrido tal enorme cantidad de pérdidas financieras y obtenido tan poco en recompensas económicas. Ningún imperio anterior ha destruido tantos países sin establecer un solo régimen productivo viable, colonial o neo-colonial. Sin embargo, leer y escuchar a nuestros periodistas más prominentes que las protestas musulmanas populares, generalizadas y violentas contra los símbolos y la esencia del poder imperial de Estados Unidos tienen que ver con una “película de aficionados que difama al profeta” nos deja atónitos. Los expertos ignoran el hecho de que los disturbios populares y los ataques anti-imperiales han precedido y se mantendrán después del incidente de la “película”. Una década devastando a una docena de países y desarraigando a decenas de millones de personas desde Libia a Pakistán pasando por Somalia, Siria, Iraq, Pakistán y Yemen ha dejado una huella indeleble en la conciencia de aquellos que lo sufrieron y de los que combaten y, especialmente, entre las nuevas generaciones de luchadores por la democracia que no aceptarán que su Primavera Árabe retroceda.
La protesta en todo el mundo no es simplemente en oposición a “la película” y a los mediocres reaccionarios anti musulmanes que la produjeron, sino contra la atmósfera de absoluta islamofobia política y cultural que impera en Estados Unidos y que nutre a este tipo de películas. Empezando por la redada masiva de miles de musulmanes inocentes llevada a cabo por el acérrimo sionista Michael Chertoff, jefe de la Seguridad Nacional, continuando por la vigilancia y la infiltración del FBI de cientos de mezquitas y siguiendo por la campaña de unos agitadores contrarios a un Centro cultural en Nueva York patrocinada por los sionistas; por la purga de un respetado educador árabe-estadounidense, por las semanales diatribas cristiano-sionistas cuajadas de virulencia anti musulmana a 40 millones de seguidores en Estados Unidos; por los nombramientos que promueve el AIPAC en el Tesoro de Estados Unidos y por las subsiguientes sanciones contra países musulmanes independientes, los musulmanes tienen argumentos sólidos para creer que la islamofobia está arraigada en la cultura estadounidense. Ningún musulmán reflexivo en todo el mundo considera que la película sea una aberración pues el cine pro-israelí de Hollywood y los magnates de la televisión siempre han demonizado y caricaturizado grotescamente a los musulmanes presentándolos como villanos sedientos de sangre, bárbaros ignorantes y jeques-playboy carentes de todo valor.
El envío de Obama de los marines y de buques de guerra para defender las misiones no hace sino reforzar la imagen y la realidad de que la presencia de Estados Unidos en el mundo musulmán se basa en la fuerza y en ​​ las armas. No existe la reflexión crítica en los círculos políticos de Estados Unidos sobre los grandes temas políticos y culturales que intervienen en el país y en el extranjero y que despiertan la pasión y la ira que se extiende en la actualidad en 20 naciones musulmanas y más allá.
La islamofobia no es simplemente la actitud de una minoría de extremistas marginales; es parte integrante de las políticas destinadas a las actuales guerras a gran escala contra una docena de naciones musulmanas, a la vigilancia de millones de musulmanes estadounidenses, y a armar a un Estado judío decidido a desarraigar a los palestinos y a amenazar con bombardear a 75 millones los musulmanes iraníes.

Notas:

1. – “Rage at Amateur Film Spreads”, Financial Times, 14 de septiembre de 2012, p. 2.- James Petras: The Arab Revolt and the Imperialist Counterattack, Clarity Press, Atlanta, 2012) segunda edición.
3. – Borgou Daragahi: “Investment Drive Aims to Boost US Influence in Morsi’s Egypt”, Financial Times, 10 de septiembre de 2012, p. 4.
4. – Ibid
5.- Financial Times 13 de septiembre de 2012, p. 10.
6.- Financial Times 10 de septiembre de 2012, p. 1
7.- Financial Times 13 de septiembre de 2012, p. 11
8.- Financial Times 13 de septiembre de 2012, p. 4
9. – Mel Frykberg: “Consulate Attack was just the Latest in Rising Violence in Libya” McClatchy Washington Bureau, 12 de septiembre de 2012
10.- FT 9/14/12, p. 2. Roula “Fool ya” Khalef a reliable mouthpiece of the US echoes Clinton’s commands in her diatribe “Islamist Leaders (sic) have power and Responsibility to Defuse Tensions”.
 * Traducción para Rebelión de Loles Oliván.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

martes, 25 de septiembre de 2012

¿Qué es el hígado graso?




El hígado graso (acumulación de grasas en la célula hepática (HEPATOSITO) es una enfermedad inflamatoria de origen metabólico que afecta al hígado ). Este padecimiento es la segunda o tercera enfermedad hepática crónica más frecuente. Al hígado graso se lo conoce también como esteatosis cuando hay infiltración (depósito) de grasa intrahepática y esteatohepatitis cuando ad
emás hay inflamación.

Existe otro tipo de hígado graso, que esta dado por la ingesta de alcohol. A este tipo se le conoce como esteatosis alcoholica.

¿Qué la ocasiona?

No se conoce la causa específica del hígado graso, algunos autores refieren que es una aberración en el metabolismo de las grasas ( ácidos grasos y triglicéridos), lo que conduce a una acumulación intrahepática de los triglicéridos.

El hígado graso, probablemente se deba a un aumento en el número de casos de obesidad, la pérdida de peso o la oscilación del mismo a causa de las dietas que están de moda. Lo cual predispone a esta enfermedad, como lo puede hacer la obesidad central.

El hígado graso es hoy por hoy la enfermedad más frecuente entre los adolescentes con sobrepeso en Norteamérica.

CUADRO CLÍNICO

Muchos pacientes con hígado graso no presentan síntomas.

En los pacientes con hígado graso, encontramos que más de la mitad presentan fatiga persistente o malestar en el cuadrante superior derecho del abdomen o ambas cosas. Al exámen físico los pacientes presentan un agrandamiento indoloro del hígado.

Los paciente con hígado graso, son típicamente obesos (70%) o con sobrepeso, de mediana edad, con trastorno en el metabolismo del azúcar (glucosa=diabetes 20%) y grasas ( colesterol y triglicéridos= hiperlipidemia 20%), o ambas.

DIAGNÓSTICO

Los pacientes con hígado graso o esteatosis o esteatohepatitis intrahepática, usualmente son diagnósticados cuando acuden al médico por presentar una elevación inexplicable y persistente de las pruebas hepáticas.

Los niveles de las enzimas hepáticas (hepatograma ) están elevados en dos o tres veces sus valores normales, pueden estar asociados con aumento en los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos. Pero en general el diagnóstico se da cuando se encuentra elevación de las enzimas hepáticas (transaminasas), consumo de alcohol menor de 40 gramos a la semana y resultados negativos para la hepatitis B y C.

En los exámenes de gabinete la ecografia hepática puede ser de gran ayuda, pero el diagnóstico definitivo está dado por la biopsia hepática.

TRATAMIENTOS Y RECOMENDACIONES

El tratamiento del hígado graso sólo es paliativo, ya que no existe un tratamiento definitivo.

Para el manejo y control del padecimiento se recomienda: Evitar el consumo de alcohol y la ingesta de medicamentos dañinos al hígado (analgésicos (paracetamol), antiinflamatorios, hormonas femeninas ( estrógenos), tetraciclinas IV, Valproato sódico, Metotrexato, salicilatos,etc. Reducción gradual de peso, evitar la rápida pérdida de peso porque empeoran el cuadro. Vacunarse contra la Hepatitis A y B, Aumentar la ingesta de antioxidantes ( Vitamina E y Silimarina).

Hay que tratar las enfermedades asociadas como la diabetes y las hiperlipidemias.
El tratamiento médico es a base de ácido Ursodeoxycolico y clofibrato.

PRONÓSTICO

El hígado graso (esteatosis) se le considera una enfermedad no progresiva (benigna) que regresa a la normalidad cuando es tratada adecuadamente la causa aubyacente o se suprime el agente agresor, pero las personas afectadas con esteatohepátitis pueden presentar una enfermedad hepática progresiva y cirrosis.

Club Bilderberg



En 1954, muchos de los hombres más poderosos del mundo se reunieron por primera vez bajo el patrocinio de la familia real de Holanda y la familia Rockefeller en el lujoso Hotel Bilderberg, en la pequeña población de Ooesterbeck.
Durante un fin de semana debatieron sobre el futuro del mundo. Al acabar las sesiones, decidieron reunirse todos los años con el fin de intercambiar ideas y analizar la evolución internacional. Se bautizaron a sí mismos como Club Bilderberg y, desde entonces, año tras año se reúnen durante un fin de semana en algún hotel del mundo para decidir el futuro de la humanidad. El Club Bilderberg no es una sociedad secreta. Tampoco se trata de una nueva teoría conspirativa sobre el dominio del mundo. El Club Bilderberg es algo totalmente real y tangible. Existe como institución oficial y se han publicado algunos artículos sobre él. La prestigiosa BBC británica, por ejemplo, le dedicó su atención el 27 de septiembre de 2005. Sin embargo, en más de cincuenta años de reuniones en las que el poder y el dinero se han concentrado en un mismo momento y en un solo lugar, jamás se ha filtrado ninguna clase de información sobre lo que se debate en el Club Bilderberg. La prensa nunca ha podido entrar a las deliberaciones ni ha emitido ningún comunicado sobre las conclusiones a las que han llegado los asistentes. Tampoco ha hecho pública ninguna acta con el orden del día.

Carta de Adolf Hitler sobre la Cuestión Judía


 
 Es esta una carta que aparece en un texto de Jusegoje,"El Nacionalsocialismo y la Juderia", articulo que despeja dudas y desviaciones sobre la cuestión judía y los esfuerzos serios y cientificos del Tercer Reich.

La Carta del Führer del 19 Septiembre de 1919.

El 10 de Septiembre de 1919, cuando Hitler estaba aún en el ejército, uno de sus superiores, el capitán de Estado Mayor Karl Meyer, le solicitó su opinión sobrela actitud de los Socialistas hacia los judíos. Esta solicitud fue hecha al “Estimado señor Hitler”.

Hitler respondió el día 16 de Septiembre de 1919 y su respuesta es la que reproducimos más abajo. Se ha hecho lo imposible por mantener el sentido del original. Si la amenaza con que la judería se enfrenta a nuestro pueblo ha dado lugar a una hostilidad innegable por parte de grandes sectores de nuestra población; la causa de esta hostilidad no debe ser buscada en el hecho claro de que la Judería como tal está teniendo, deliberada o involuntariamente, un efecto pernicioso sobre nuestra nación, si no principalmente en el trato interpersonal, en la pobre impresión que el judío hace en forma individual. Como resultado, el antisemitismo asume un estricto carácter emocional. Esta no es la respuesta correcta. El antisemitismo, como movimiento político, no puede y no debe ser modelado por factores emocionales si no por el reconocimiento de los hechos. Los hechos son: Para comenzar, los judíos son incuestionablemente una raza y no una comunidad religiosa. El judío no se describe a sí mismo como un alemán judío, un polaco judío o un americano judío, si no que siempre como un judío alemán, polaco o americano. Lo más que ha absorbido un judío de los pueblos extranjeros en medio de los cuales ha vivido es el idioma. Y, como un alemán que está forzado a emplear el francés en Francia, el italiano en Italia, y el chino en China no viene del francés, italiano ni chino; así no podemos llamar a un judío que viva entre nosotros y que esté forzado a emplear el alemán, un alemán. Y aún la fe mosaica, no obstante su importancia para la preservación de esa raza, no debe ser el único criterio para decidir quien es judío y quien no. Hay difícilmente una raza en el mundo en que todos sus miembros pertenezcan a una religión única. A través de la endogamia de miles de años, frecuentemente en círculos muy pequeños, el judío ha sido capaz de preservar su raza y sus características raciales más exitosamente que muchos de los pueblos dentro de los cuales vive. Como resultado, tenemos viviendo en medio del pueblo alemán una raza extranjera no alemana, poco dispuesta y en realidad incapaz de despojarse de sus características raciales, sus sentimientos, pensamientos y ambiciones particulares y, sin embargo, gozando de los mismos derechos políticos que nosotros. Y como los sentimientos judíos están limitados a la esfera de lo material, sus pensamientos y ambiciones están destinados a ser eso mismo aun más fuertemente. La danza alrededor del becerro de oro viene de una lucha despiadada por aquellos bienes que nosotros sentimos interiormente que no son ni los más altos ni los únicos por los que vale la pena luchar en esta tierra. El trabajo de un individuo no está ya más determinado por su naturaleza o por la importancia que pueda tener para la comunidad, si no por el tamaño de su fortuna, su hacienda. La grandeza de una nación no está ya más medida por la suma de sus recursos morales y espirituales, si no únicamente por sus bienes materialesTodo esto resulta en esa actitud mental y esa búsqueda de dinero y poder para protegerlo que permite al judío ser tan inescrupuloso en su elección de medios y tan misericorde en su uso para sus propios fines.En los estados autocráticos se arrastra delante de la “majestad” de los príncipes y abusa sus favores para convertirse en una sanguijuela del pueblo.

En una democracia busca los favores de las masas, se humilla delante de la “majestad del pueblo”, pero sólo reconoce la majestad del dinero. Mina el carácter del príncipe con adulación bizantina; el orgullo y la fuerza nacional es por la desvergonzada seducción al vicio. Su arma preferida es la “opinión pública” tal como es falsificada por la prensa. Su poder es el poder del dinero que acumula tan fácil e interminablemente en la forma de interés y con el cual impone un yugo a la nación, yugo que es el más pernicioso ya que su brillo oculta sus terribles consecuencias. Todo lo que hace luchar a un pueblo por cosas más grandes, sea religión, socialismo o democracia, sirve al judío meramente para la satisfacción de su avaricia y sed de poder. El resultado de su trabajo es una tuberculosis racial de la nación. Esto tiene las siguientes consecuencias: El antisemitismo puramente emocional halla su expresión última en la forma de progrom. Por el contrario, el antisemitismo racional debe conducir a una lucha sistemática y legal contra y por la erradicación de aquellos privilegios de que gozan los judíos sobre otros extranjeros que viven entre nosotros. Su objetivo final debe ser la remoción total de todos los judíos de nuestro seno. Ambos objetivos sólo pueden ser alcanzados por un gobierno de fuerza nacional, no por un gobierno de impotencia nacional. La República Alemana debe su existencia, no a la voluntad unida de nuestro pueblo, si no a la turbia explotación de una serie de circunstancias que, tomadas en conjunto, se expresan en una profunda insatisfacción. Estas circunstancias, sin embargo, surgen independientemente de la estructura política, y están trabajando aún hoy día. En verdad más que nunca antes. Por eso una gran parte de nuestro pueblo ha llegado a reconocer que no por cambiar la estructura del estado nuestra posición será mejorada, si no sólo por el renacimiento de la moral y de las fuerzas espirituales de nuestra nación.

Y este renacimiento no puede ser preparado por el liderazgo de una mayoría irresponsable influenciada por dogmas partidarios o por frases cliché y eslóganes internacionalistas de una prensa irresponsable, si no por actos determinados de la parte de líderes nacionales con un sentido interno de responsabilidad. Este hecho sirve para privar a la República del soporte interno de las fuerzas espirituales que cualquier nación tiene mucha necesidad. Por lo tanto los líderes actuales de la nación están obligados a buscar el apoyo de aquellos que sólo se han beneficiado y continúan beneficiándose al cambiar la forma del estado alemán, y de aquellos que por esa misma razón se convirtieron en la fuerza motriz de la revolución: Los judíos.

Menos preciando la amenaza judía, la cual es indudablemente reconocida aun por los líderes actuales (como testimonian varias afirmaciones de personalidades eminentes), estos hombres están forzados a aceptar favores judíos para su beneficio privado y a devolver esos favores. Y la devolución no involucra meramente el satisfacer cualquier posible petición judía, si no sobre todo impedir la lucha del pueblo embaucado contra aquellos que lo engañaron, mediante el sabotaje del movimiento antisemita.

Adolf Hitler.

CARTA DE HITLER AL PRESIDENTE HINDEMBURG.




NOVIEMBRE /1932

RUEGO A VUESTRA EXCELENCIA ME CONCEDA LA MÁXIMA AUTORIDAD Y PODER

Después de seis meses de gobierno, el gabinete Papen -como había predicho- ha quedado completamente aislado dentro de Alemania y a su vez ha llevado a ésta a un aislamiento con respecto al exterior.

Si hoy un gobierno tuviera que recoger esta terrible herencia política... su acción sólo podrá tener éxito siempre que hacia él confluyan una autoridad desde arriba y una fuerza desde abajo igualmente grandes y potentes.

Si yo, en calidad del movimiento nacionalsocialista, he sido nuevamente llamado a Berlín por vuestra excelencia para colaborar en la solución de esta gravísima crisis de nuestro pueblo, podré hacerlo, según mi mejor ciencia y conciencia y mi juicio, siempre que el movimiento y yo mismo obtengamos la autoridad que es necesaria para llevar a cabo esta función, pero que también compete al movimiento en virtud de su fuerza. En efecto, la ineludible necesidad de poner a Alemania por encima de partidos, será reconocida solo cuando se le asigne en anticipo al movimiento más fuerte, como factor de negociación, la posición que hasta ahora vuestra excelencia ha conferido a todos los representantes del poder presidencial. Esta exigencia no es menos justificable desde el punto de vista de la equidad...Puedo asegurarle a vuestra excelencia mi firme decisión de formar un gabinete presidencial propuesto por mí, sujeto a mi dirección y aceptado por vuestra excelencia, con todas las premisas constitucionales necesarias para un largo y fructífero mejoramiento de nuestro pueblo política y económicamente arruinado. Por este motivo, dirijo a vuestra excelencia un solo ruego, el de otorgarme por lo menos, tanta autoridad y poderes como los que antes que yo recibieron hombres que por su parte podían contribuir igual que yo, a valorar la autoridad y el prestigio del nombre de vuestra excelencia. No obstante, como estoy obligado a causa de la Constitución a tener en cuenta a los partidos para el legal funcionamiento del futuro gobierno, llevo conmigo, señor Presidente del Reich, al partido más grande de todos. Pero mi nombre y la existencia de este gran movimiento alemán, son garantías que se verían anuladas, necesariamente, por un fracaso en nuestros esfuerzos. En tal caso, señor Presidente del Reich, yo no veo después de nosotros una dictadura militar, sino el caos bolchevique. Si después de tuviera que persistir en el propósito de volver a formas de gobierno de viejo sello parlamentario, entonces sería necesario, a mi parecer, dar a conocer esta voluntad de vuestra excelencia. Sin embargo, en este caso, me permito con todo respeto, llamarle la atención sobre las repercusiones de una decisión semejante. Yo las lamentaría profundamente. Permítaseme, para concluir, rogar a vuestra excelencia tener en debida cuenta mis motivaciones y desistir del intento de darle esta solución a la crisis.

La Autopista de la Selva

De Brasil a Perú pasando por Bolivia. Del océano Pacífico al Atlántico. La súper carretera construida para agilizar el comercio con países asiáticos, desafía los equilibrios naturales y sociales.


Foto:  CONNECTAS 
 
 La carretera también ha servido para la migración irregular, es el caso de 102 haitianos: viajaron en pequeños grupos desde Puerto Príncipe a República Dominicana, Panamá, Ecuador. Luego por carretera y con el pago de sobornos cruzaron hacia Perú.
Más fotos
EP EP EP EP
Hace un año se terminó de construir la megacarretera Interoceánica Sur de 5 mil 404 kilómetros de largo que conecta al Pacífico peruano con el Atlántico brasileño. Con ella nacieron cientos de oportunidades de riqueza y desarrollo, pero también grandes desafíos ambientales y sociales. La carretera abrió un vasto sector de la selva más apreciada del planeta a la economía mundial.

Miles de personas están llegando a habitarla, y algunos otros a montar sus negocios desde países como China, Rusia, Francia, México o Chile. La triple frontera de Brasil, Perú y Bolivia, otrora poblada solo de árboles centenarios, vida salvaje, y unos 100 mil habitantes en sus sectores más conservados, se llenaron de ruido: la música de los pueblos nuevos, el zumbido de las motosierras, el bullicio de los comercios de toda índole y el estruendo de potentes motores arrancándole el oro que oculta su tierra roja.

Brasil, la sexta economía del mundo, fue el promotor de la obra, pues necesitaba una línea directa para sacar sus productos hacia los ricos mercados asiáticos por el Pacífico. También era una manera de integrar las ciudades más remotas de cada uno de estos tres países: Puerto Maldonado, en Perú; Cobija, en Bolivia; y Río Branco, en Brasil.

En esta triple frontera selvática, tres fuerzas se disputan el desarrollo: los conservacionistas, quienes quieren que el Amazonas siga intacto y solo sirva a los investigadores y al turismo ecológico, y sus frutos naturales sean el sustento de los habitantes tradicionales; los desarrollistas, que creen en la extracción de recursos como la madera y el oro en forma racional, y con un buen control estatal (ven en esos territorios un potencial para expandir la frontera agrícola y ganadera); y los destructores, sobrevivientes unos y criminales otros, quienes extraen los minerales y cortan los árboles sin permiso ni regulación de la autoridad, sobre todo en Perú y Bolivia.

LO BUENO, LO MALO

La carretera conectó la selva con la modernidad y así atrajo a miles de nuevos habitantes en busca de un futuro. Los pequeños y tranquilos pueblos no alcanzaron a prepararse para la inmigración masiva que los ha hecho crecer de repente. En los últimos cinco años, el tiempo en que la carretera se construyó, sus otrora pequeñas poblaciones han duplicado el número de sus habitantes como es el caso de Puerto Maldonado: hoy se ve en apuros para acomodar a sus 200 mil ocupantes. No cuentan con los servicios necesarios; el hacinamiento y la mala vida incrementó el crimen. La interconexión también le abrió el paso al narcotráfico y a la trata de personas en un espiral de ilegalidad y caos que según lo reconocen las autoridades locales amenaza seriamente a la, en otro tiempo, tranquila región.

La Interoceánica es como un cordel que entreteje todas estas realidades.

Mientras tanto, el intercambio comercial, su principal razón de existir, apenas empieza a dar resultados. La actividad mercantil es más fruto de la integración de estas poblaciones aisladas hasta ahora, que del intercambio transnacional. En la región, la pujante economía de Brasil es la que impone el paso. Ante los retos que existen, el dinamismo de varias organizaciones de la sociedad civil contrasta con la presencia estatal que luce bastante tímida. Al igual que el insuficiente rol del Banco de Desarrollo de América Latina (antes Corporación Andina de Fomento –CAF) uno de los principales financiadores de la megaobra, y que tiene como misión promover el desarrollo.

Proyectos de esta magnitud son un buen espacio para transformaciones emblemáticas en el continente. No repetir los errores que América Latina ha cometido en el pasado es clave para evitar que se profundicen la inequidad y la pobreza. Hacer las cosas con los mínimos presupuestos posibles significa perder oportunidades para saltos reales en el desarrollo de la región, y puede convertir grandes intervenciones como la Interoceánica, en punta de lanza de una lastimosa devastación social y ambiental.

SOBRE ESTE ESPECIAL

La Autopista de la Selva es un reportaje hecho por CONNECTAS, una nueva plataforma periodística interesada en los temas claves para el desarrollo de las Américas, con una perspectiva transnacional. Es liderada por el periodista colombiano Carlos Eduardo Huertas, luego de su estadía en la Universidad de Harvard como becario Knight-Nieman.

Para este especial publicado en Guatemala en alianza con elPeriódico, se recorrieron cerca de 700 kilómetros de la Interoceánica, en el tramo que une a las poblaciones más importantes del sureste de la amazonía. Por medio de esta serie publicada a partir de mañana en elPeriódico.com durante cinco días consecutivos, podrá encontrar diferentes historias sobre los cambios que la Autopista está trayendo en el medio ambiente y en la vida de la gente. Para concer más sobre esta iniciativa se puede consultar en www.connectas.org

jueves, 20 de septiembre de 2012

¿Cuál es la causa de un aneurisma cerebral

 ¿Existe alguna señal de advertencia? ¿Cómo se trata el aneurisma cerebral?   
RESPUESTA del Dr. Robert D. Brown Jr., Neurología, Mayo Clinic de Rochester en Minnesota, Estados Unidos:
El aneurisma cerebral es una protrusión pequeña y redonda que se desarrolla en una arteria del cerebro debido al afinamiento de la pared del vaso sanguíneo. Un aneurisma cerebral puede reventar o romperse y eso conduce a graves problemas médicos. No obstante, muchos aneurismas no revientan y algunos de estos aneurismas no reventados tampoco requieren ningún tratamiento.
Los aneurismas cerebrales son comunes. Alrededor de 2 por ciento de la población general tiene un aneurisma cerebral no reventado. En Estados Unidos, ese porcentaje representa a aproximadamente 6 millones de personas; pero anualmente sólo cerca de 25.000 aneurismas cerebrales revientan.
El tabaquismo y la hipertensión pueden aumentar el riesgo de una persona de tener un aneurisma cerebral; además, parece que la genética también desempeña alguna función en esto. Las personas que tienen dos o más familiares con antecedentes de aneurisma cerebral corren más riesgo de desarrollar uno.
Los aneurismas cerebrales no reventados en su mayoría no producen síntomas. Rara vez, un aneurisma podría empujar el tejido cerebral o un nervio, ocasionando dolor, visión doble, pérdida de la visión, debilidad facial o falta de equilibrio. Por ello, lo más normal es descubrir un aneurisma cerebral no reventado mediante una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (IRM) del cerebro realizada por alguna otra razón. A través de una TC especializada del cerebro, conocida como angiografía por TC, o de una IRM especializada del cerebro, conocida como angiografía por IRM, se puede ver al aneurisma en más detalle. Además, se puede realizar un estudio de las arterias cerebrales, conocido como arteriografía cerebral, para evaluar el aneurisma.
Cuando se encuentra un aneurisma no reventado, es preciso sopesar el peligro de que reviente sin ningún tratamiento, frente a los riesgos del mismo.
Un aneurisma cerebral que revienta deriva en un tipo grave de accidente cerebrovascular, llamado hemorragia subaracnoidea, que implica la presencia de un sangrado sobre la superficie cerebral y dentro de las zonas más profundas del cerebro. Estos accidentes cerebrovasculares rápidamente pueden convertirse en mortales si no se los trata con la debida oportunidad.
Es preciso considerar varios factores cuando se evalúa la posibilidad de que un aneurisma cerebral reviente y se decide el tratamiento. El riesgo de rotura es mayor cuanto más grande es el aneurisma. Los aneurismas ubicados en la parte frontal del cerebro corren menos riesgo de reventar que los de la parte posterior. La apariencia del aneurisma también repercute sobre la decisión. Además, se debe considerar el historial médico familiar, así como la edad y salud general de la persona.
A los aneurismas pequeños y no reventados que se encuentran en la parte frontal del cerebro a veces no es peligroso dejarlos en paz, especialmente en los pacientes mayores y en quienes no tienen antecedentes familiares de rotura de un aneurisma. Cuando la decisión es de controlar el aneurisma sin cirugía ni otro tipo de intervención, lo normal es recomendar que se realicen periódicamente angiografías por TC o angiografías por IRM para verificar que el aneurisma no crezca.
Por otro lado, cuando se toma la decisión de tratar un aneurisma no reventado, entre las alternativas normalmente están el pinzamiento quirúrgico y la embolización endovascular. En el pinzamiento quirúrgico, el neurocirujano ingresa al cerebro y coloca una pinza metálica diminuta en la base del aneurisma para detener el flujo sanguíneo hacia el mismo. En la embolización endovascular, el cirujano introduce un catéter o tubo plástico, por lo general, dentro de una arteria de la ingle y lo desplaza hasta el aneurisma. Luego, atraviesa por el catéter un cable diminuto de platino que coloca dentro del aneurisma. Dicho dispositivo, a su vez, se enrosca dentro del aneurisma, tapona el saco del mismo y provoca la coagulación de la sangre, sellando al aneurisma fuera de la arteria.
Independientemente de que se trate o no un aneurisma no reventado, controlar la presión sanguínea y dejar de fumar son maneras importantes de disminuir el riesgo de que crezca y reviente el aneurisma.
Para determinar cómo lidiar con un aneurisma cerebral no reventado, es importante encontrar un equipo de atención médica que incluya un neurólogo, un neurorradiólogo y un neurocirujano con experiencia en aneurismas y su tratamiento. Con la ayuda de esos expertos, los pacientes podrán considerar cautelosamente sus alternativas y decidir cuál es la mejor para ellos.
Para más información de la Mayo Clinic haz clic en el logotipo:
Copyright © 2012 por Mayo Clinic.  Todos los derechos reservados.

"Hiroshima" Prueba del escalofriante.. PODER DE DESTRUCCION HUMANO !


En Hiroshima el 6 de agosto de 1945, víctima de la luz asesina de la bomba murieron 140.000 personas. Tres días después, en Nagasaki perecen, en un catastrófico instante, otras 74.000 personas. Muchos otros miles habrían de morir bajo los estragos de las heridas o la radiación en los siguientes días, meses o años.
La bomba arrojada sobre Hiroshima por el "Enola Gay", un B-29, poseía tres metros de longitud y un peso de 3.600 kilogramos, estalló a La discusión nunca será cerrada definitivamente....¿Fue necesario el uso de los fatídicos artefactos nucleares sobre las ciudades japonesas atestadas de civiles indefensos ......
Los bombardeos convencionales de la fuerza aérea norteamericana eran demoledores, se empleaban bombas incendiaria que explotaban a 580 metros de altura, muchas casas de madera eran adecuado pasto para los dragones del fuego que, así, rápidamente trituraban miles de hogares personas. Para algunos, el efecto devastador de los bombardeos convencionales habría obligado al Japón a su rendición en pocos meses, pero hoy resultan más claras otras razones para el uso de la sanguinaria pirotecnia radioactiva.
La explosión de las bombas atómicas era un mensaje para la Unión soviética, una señal para que los soviéticos advirtieran el creciente poderío militar norteamericano y para que pusieran un freno a sus posibles planes de expansión en Europa del este, o medir el impacto destructivo de esta nueva arma en una ciudad real.
En estos grandes documentales se recrea, mediante testimonios de sobrevivientes y la reconstrucción de los hechos, la fatal matanza donde un paradójico progreso tecnológico vomitó el espectro de la potencial capacidad de autodestrucción de la humanidad. 

 El holocausto japonés :Los campos de concentración en los Estados Unidos alojaron a unas 120.000 personas, en su mayor parte de etnia japonesa, más de la mitad de las cuales eran ciudadanos estadounidenses, en establecimientos diseñados para ese efecto en el interior del país, durante 1942 y 1948. El objetivo fue trasladarlos desde su residencia habitual, mayoritariamente en la costa oeste, a instalaciones construidas bajo medidas extremas de seguridad; los campos estaban cerrados con alambradas de espino, vigilados por guardias armados, y ubicados en parajes alejados de cualquier centro poblacional. Los intentos de abandono del campo en ocasiones resultaron en el abatimiento de los reclusos.
Hubo acuerdos con casi todos los países de Latinoamérica (salvo Argentina y Chile) para que estos enviaran algunos de sus respectivos ciudadanos de origen japonés a los campos de Estados Unidos y Panamá o aplicasen su propio programa de internamiento. Algunas de estas personas sólo eran descendientes de japoneses y nunca habían estado en Japón. En total 2.264 del Perú (1.800), Bolivia, Colombia, Costa Rica, la República Dominicana, Ecuador...............

lunes, 17 de septiembre de 2012

Colegios exclusivos... fábricas de líderes

Por Mabel Figueruelo


Las élites eligen EEUU para sus carreras universitarias, pero prefieren los internados de Reino Unido y Suiza para la secundaria. Por Mabel Figueruelo
Si le preguntan a un alumno de Eton qué quiere ser de mayor, puede que la respuesta sea primer ministro. Y tiene muchas posibilidades, porque en sus aulas han estudiado 19 de los 54 que ha tenido el Reino Unido a lo largo de la historia -más de un tercio, y todos conservadores-. El último, el actual primer ministro británico, David Cameron. Eton es el referente educativo en Gran Bretaña, y el paradigma del internado británico (masculino) de élite. Un colegio con seis siglos de vida imprime carácter. Fundado como escuela benéfica en 1441 por Eduardo VIII, la lista de etonianos es tan larga como su historia: desde el duque de Wellington hasta Aldous Huxley y George Orwell -que entró con una beca-, los dos grandes visionarios de la literatura británica del siglo XX. Charles Dickens también mandó a su hijo a Eton.
En sus aulas se ha formado una buena parte de la nobleza y realeza del mundo: Leopoldo III, rey de los belgas; el tercer AgaKhan; el príncipe Dijendra de Nepal, etc. También los príncipes Guillermo y Enrique; de hecho es el centro que les pilla más cerca del Palacio de Windsor. Y el economista John Keynes. Y un buen puñado de premios Nobel, especialmente de física. Y astros del deporte, como el jockey Marcus Armytage o Sir Matthew Pinsent, cuatro veces medalla olímpica (en cuatro Juegos distintos) en remo. Aunque haya otros alumnos más bohemios, como Hugh Laurie (el doctor House).
Más allá de las disciplinas puramente académicas, Eton destaca como escuela de debate. Se les educa en el arte de la negociación y los pactos, lo que le convierte en un excelente laboratorio de políticos. Hay grupos para emprendedores, para aficionados al ajedrez o al bridge, sobre cine, hispanidades, orientalismo, mundo clásico, poesía, política, rock, caballos, vino, filosofía, etc. Ni el dinero ni la posición social compran una plaza en Eton. En la práctica, el dinero un poco sí: los 39.000 euros que llega a costar un curso académico ponen el listón muy alto. Para la escuela, el principal requisito es académico. También hay un (muy reducido) cupo de becas: cada año concede 14 plazas para alumnos sin recursos pero con excelentes expedientes académicos y después de pasar unos exámenes de una dificultad extrema.
Buena parte de los primeros ministros que no han estudiado en Eton lo han hecho en Harrow School, el colegio de Churchill. También estudiaron allí el primer ministro de la India, JawaharkakNehru, y miembros de la familia real de Jordania, Irak y Reino Unido.
Pertenece al mismo selecto universo de edificios neogóticos, claustros y bibliotecas forrados de madera, uniformes oscuros -con corbata y sombrero, por supuesto-, y alumnos millonarios o aristócratas (la gran mayoría) de todo el mundo. El curso escolar ronda los 36.000 euros.
Si Eton, Harrow o el resto de los colegios top británicos -entre ellos Westminster School, de Londres, mixto pero en clases segregadas- no están a su alcance, existe un plan B, Irlanda, donde el precio del curso académico de los colegios privados mejor posicionados ronda los 13.000 euros. Uno de los más prestigiosos es el Saint Columba's, mixto.

Suiza, a la par que el Reino Unido

Junto a Reino Unido, la mayor concentración de internados exclusivos del mundo se mantiene en Suiza: Le Rosey, Aiglon, Alpine, Fleuri, etc, con el soberbio paisaje de montaña como escenario en imponentes edificios alpinos, con planes de estudios a la medida de las clases sociales top que demandan su plaza, por las que se paga una media que ronda los 40.000 euros por curso académico. Se parecen mucho, aunque responden a planteamientos educativos muy diferentes. Para empezar, unos son mixtos (Le Rosey, Aiglon, Alpine) y otros no (como el Fleuri).
Fundado en 1880, el Institut Le Rosey es el colegio privado más antiguo de Suiza. Y la escuela de los reyes. Por sus aulas han pasado el rey Balduino de Bélgica, el Aga Khan, el Sha de Persia o Raniero de Mónaco.Pero se ha sabido adaptar como ningún otro a las necesidades educativas del siglo XXI: Le Rosey, en Gstaad, mantiene como política del centro la admisión de sólo un 10 por ciento de alumnos que hablen un mismo idioma, así se garantiza un mestizaje de culturas que enriquece la formación. Y se cultiva la creatividad: tres orquestas y dos coros, tres compañías de teatro, estudios de arte y fotografía, marcan la diferencia. Las clases se imparten en inglés y francés, pero se estudia un mínimo de cuatro lenguas, gracias a una educación personalizada que fija un tope de cinco alumnos por profesor. El precio del curso ronda los 56.000 euros.
El SurvalMont-Fleuri, en Montreux, es un internado femenino con un plan académico muy personalizado, sólo para 75 alumnas, enfocado a preparar a las futuras mujeres de negocios. Pero también a cultivar el posicionamiento social -con clases de etiqueta y protocolo-, y con un sesgo sexista. Sólo hay que ver la filosofía que desprende su carta de presentación: "Las necesidades educativas de las jóvenes han evolucionado mucho a lo largo de las últimas décadas. Hoy en día ya no sólo tienen que ser las perfectas anfitrionas, sino que deben adquirir sonoros títulos académicos". En su plan de estudios no faltan clases de cocina, repostería y belleza.
El Alpine International BeauSoleil, más conocido como el Alpine, basa su plan de estudios en el equilibrio entre la formación académica, la actividad física, la creatividad y las actividades lúdicas. El curso escolar ronda los 55.000 euros.
En el cantón de Vaud está Aiglon. El acceso a su enseñanza multilingüe (inglés, francés, español, alemán, griego y latín) oscila entre los 30.500 y los 42.000 euros anuales. Es mixto, y el favorito entre los grandes empresarios y la aristocracia europea.

La universidad, mejor en América

La élite universitaria se concentra en Estados Unidos. La última lista Forbes vuelve a colocar a la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, en la cumbre de la excelencia. El curso cuesta 53.934 dólares y cuenta con el mejor programa de becas del país.
Le sigue el Williams College, en Massachusetts (57.141 dólares), el primero los dos años anteriores. El Williams College, una "pequeña universidad liberal de artes" -señala la revista Forbes-, no tiene la fama de otras universidades estadounidenses, pero lleva años por encima de instituciones del prestigio de Stanford, Yale, Harvard o Chicago.
Los más de 57.000 dólares anuales que cuesta el curso no son desdeñables, pero a cambio, sus 2.000 estudiantes obtienen las tasas más altas de graduación de todo el país, además de contar con un buen número de premios de prestigio entre sus estudiantes.
La Universidad de Stanford, en California (57.755 dólares), se sitúa en tercera posición. Le siguen la Universidad de Chicago, en Illinois (59.950 dólares, la más cara en la actualidad); la Universidad de Yale, en Connecticut (58.250 dólares); y la Universidad de Harvard, en Massachusetts (56.000 dólares). La Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York (59.208 dólares) es la séptima del ranking. Y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (55.270 dólares) ha quedado relegado al undécimo puesto. Universidades del prestigio de Yale o Columbia están haciendo grandes esfuerzos para mantenerse en la élite académica universitaria. El año pasado -con datos relativos a 2010- ocuparon las posiciones número 14 y 42, respectivamente.

Archivo del blog