sábado, 23 de junio de 2012

Tu preferencia por la cerveza refleja que te gusta el sexo casual

Datos de un popular sitio de online dating muestran que existe una, en primera instancia rara, correlación entre el gusto por el sabor a la cerveza y la facilidad con que una persona se acuesta con otra.
Las redes sociales son laboratorios en los que científicos, agencias gubernamentales y empresas de marketing se agasajan con la información de los usuarios. Los sitios de citas en línea se han convertido en copiosos recursos para estudiar las relaciones interpersonales y los hábitos reproductivos de nuestra era.
Christian Rudder, cofundador del sitio OKCupid y licenciado en matemáticas por la Universidad de Harvard, ha estado analizando los racimos de información que genera su sitio para encontrar pareja. Analizando más de un millón de interacciones sociales,  Rudder ha descubierto que  existe una correlación entre el deseo sexual de una mujer y su peso, autoconfianza, y edad. El deseo sexual de una mujer va in crescendo hasta sus treintas altos y luego cae dramáticamente, mientras que su confianza sube con la edad de manera sostenida. Las mujeres que se describen como con curvas están decididamente más interesadas en el sexo y tienen más confianza que las mujeres que se describen como “flacas”, una tendencia que dura una vida.
En uno de sus análisis Rudder estudió millones de respuestas a la pregunta “¿Considerarías dormir con una persona en la primera cita?”. Encontró que el mejor predictor para el “sí” a esta pregunta era si una persona gustaba del sabor de la cerveza –no importa si la persona era mujer, hombre o gay. ¿Se trata de una relajación covalente entre el uso recreacional de una bebida alcohólica y la disposición para tener un encuentro sexual sin mayores compromisos? ¿Se trata de un complejo químico, la  fácil atracción a los cuerpos es equivalente a la fácl atracción por el sabor del cuerpo, una especie de ligereza feromónica e inmunológica? ¿Es el reflejo de un predominio de jóvenes universitarios entre los sujetos del estudio? Muchas hipótesis se podrían formular, pero aparentemente decirle sí a esa cerveza es un paso cercano a decirle sí a esa persona que acabas de conocer. ¿Y por qué no?
Así que si te gusta regirte por la probabilidad estádistica, he ahí una forma fácil de hacer una prueba, proponiendo, cual Sherlock de cacería, una cerveza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog