martes, 26 de junio de 2012

La meditación puede reducir en 50% el riesgo de un ataque cardíaco


Estudio sugiere que relajarse a través de la meditación trascendental disminuye a la mitad el riesgo de experimentar un paro cardíaco.
Dibujo abtsracto que ilustra la meditación trascendental. 

La meditación que incluye una continua repetición de mantras probó ser una práctica que reduce la alta presión sanguínea, el colesterol, el endurecimiento de las arterias e incluso protege contra la diabetes. El estrés es uno de los factores más significativos en un cuadro de ataque al corazón, pero precisamente es un fenómeno que las técnicas de meditación ayudan, tangiblemente, a controlar.
Investigadores del Medical College of Wisconsin monitorearon a 201 personas que promediaban 59 años de edad y presentaban un estrechamiento arterial en el área del corazón durante la última década. La mitad del grupo practicaba meditación trascendental como complemento a su tratamiento ordinario, mientras que los otros solo recibían dietas y ejercicios de rutina.
El resultado fue que el segmento que recurría a la meditación trascendental demostró haber reducido en un 47% las posibilidades de que su situación cardíaca derivara en un ataque al corazón. Este fenómeno se acentuó en aquellas personas que demostraban una notable pasión por su práctica meditatoria.
“Este es un hallazgo semifinal”, afirmó el Dr. Norman Rosenthal del National Institute of Mental Health, de Estados Unidos, dejando ver que persiste en los médicos tradicionales cierta renuencia a aceptar los beneficios tangibles de la meditación. Pero admitió que “La prevención de un ataque al corazón, un infarto y la extensión de la vida a través de un método alternativo es excesivamente raro, si no es que inédito. Si la meditación trascendental fuese un medicamento que otorgara tantos beneficios, sería un negocio multimillonario”.
Por su parte el profesor Theodore Kotchen, co-autor de este estudio, declaró: “Los resultados son los efectos documentados más convincentes de la relación mente-cuerpo ante las enfermedades cardiovasculares”. Kotchen advirtió también que la eficiencia de esta práctica es más alta que la de cualquier género de medicamentos: “El efecto es mayor que la mayoría de categorías de medicamentos para tratar las enfermedades de este tipo”.
La meditación trascendental es una práctica que introdujo el Maharishi Mahesh Yogi, a mediados de la década de los 50′s, en India. Esta disciplina fue mundialmente popularizada por los Beatles, adeptos al maharishi, y posteriormente incluyó entre sus filas a otros personajes geniales como David Lynch, ferviente practicante. Por otro lado, también ha sido enérgicamente criticada ya que derivó en la creación de un negocio multimillonario durante las últimas tres décadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog