martes, 19 de junio de 2012

“El Mundo” se está hundiendo: islas de lujo con forma de países bajo el mar en Dubai


El ambicioso y desaforado proyecto de reproducir el mundo en islas y venderlas a grandes cantidades de dinero se está cayendo, literalmente, al océano
Como si fuera una cruel metáfora del planeta, “El Mundo”, un ambicioso archipiélago artificial con islas en forma de los países del mundo se está hundiendo en el mar, según evidencia citada en un juicio de propiedad en Dubai. Este conjunto de islas es parte de un desarrollo exclusivo vendido a millonarios. Pero esta oda al lujo y a la ostentabilidad que hace de los dueños de estas islas los virtuales reyes de países miniaturas, se está erosionando y los canales de navegación entre las islas se han obstruido. Según el abogado inglés, Richard Wilmot-Smith, que lleva el caso en contra de los desarrolladores, Nakheel: “Las islas están cayendo de regreso al mar”, informa el diario Telegraph.
Todas las islas están habitadas y el 70% han sido ya compradas, salvo Groenlandia, la cual, en ese paradójico extremo entre el hielo y el desierto, le pertenece al rey de Dubai com una pieza de muestra. David Beckham tiene una y se rumora en tono irónico que Brad Pitt y Angelina Jolie compraron Etiopia para salvar a los niños de la pobreza. Actualmente la crisis ha llevado el desarrollo de estas islas a una interrupción. Nakheel fue una de las empresas, como parte de Dubai World, que fueron rescatadas por 25 mil milones de dólares en el 2009. En el último año buena parte de los terrenos se han devaluado hasta la mitad de su precio.
Algunas islas padecen un destino trágico, como Irlanda, con esa suerte a veces malhadada de los irlandeses, que ha sufrido el suicidio de su dueño John Dolan, que había comprado esta isla en 24 millones de libras o el encarcelamiento por dar cheques falsos de Safi Qurashi, el hombre que compró Gran Bretaña por 43 millones de libras.
El juicio involucra a la compañía Penguine Marine, la compañía que compró los derechos para proveer transporte de barco a las islas, lo cual significa pagar una cifra anual de cerca de 1 millón de libras.  Esta compañía argumenta que el proyecto de las islas, ciertamente desmesurado, ha sido detenido y que no debe de seguir pagando esta cantidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog