martes, 29 de mayo de 2012

La magia oculta del tomate




Importantes beneficios

Las propiedades del tomate para nuestra salud no han sido reconocidas en su justa medida, o muchas veces se dejan de lado, quizás por ser un alimento natural tan impuesto en la dieta de miles de personas alrededor del mundo.
El beneficio de este sencillo alimento natural en la salud puede ser muy superior a cualquier fármaco. Hasta el momento, el tomate ha demostrado tener propiedades importantes para la prevención de distintos tipos de cáncer y sobre el infarto, además de combatir muchas otras enfermedades.

La reducción del colesterol, el combate de infecciones, el fortalecimiento del sistema inmunológico, la eliminación del ácido úrico, la disminución del dolor artrítico, la reducción del riesgo de infarto, la prevención de nueve tipos de cáncer...parecería el listado de ventajas de un nuevo y mágico descubrimiento de la ciencia. Pero se trata solamente de los beneficios del tomate...

El tomate es un conocido remineralizante y desintoxicante, por eso puede aportar esa extensa lista de propiedades positivas para la salud del hombre, contando además con la gran ventaja de poder aplicarse en cualquier tipo de comidas, haciendo muy accesible su consumo.

Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, un importante porcentaje de las personas que participaron de esa investigación, y que consumían tomate con regularidad, tenían la mitad de riesgo de sufrir un infarto sobre las personas que no contaban con ese hábito.

La sustancia responsable de este resultado es el licopeno, un pigmento que le proporciona su característico color rojizo. El tomate aporta el 90 % del licopeno necesario para el correcto funcionamiento del organismo humano.

Entre las propiedades nutritivas de los tomates, nos topamos con que son una excelente fuente de fibra. A su vez, tienen un contenido de azúcares naturales que lo convierte también en un fruto. Pero además, poseen una más que interesante cantidad de vitaminas. Entre ellas, las del grupo C y E. Estas últimas son muy importante, ya que tienen una excelente capacidad antioxidante.

Dentro de los minerales más comunes que se pueden hallar en los tomates, se cuentan el fósforo y, sobre todo, el potasio. Este último es ideal para todo lo que tiene que ver con el sistema nervioso central y con la actividad de los músculos. El tomate es fundamental para prevenir enfermedades, razón por la cual, comer tomate es mucho más que disfrutar de una buena verdura.

Las propiedades del tomate para nuestra salud no han sido reconocidas en su justa medida, o muchas veces se dejan de lado, quizás por ser un alimento natural tan impuesto en la dieta de miles de personas alrededor del mundo.
El beneficio de este sencillo alimento natural en la salud puede ser muy superior a cualquier fármaco. Hasta el momento, el tomate ha demostrado tener propiedades importantes para la prevención de distintos tipos de cáncer y sobre el infarto, además de combatir muchas otras enfermedades.

La reducción del colesterol, el combate de infecciones, el fortalecimiento del sistema inmunológico, la eliminación del ácido úrico, la disminución del dolor artrítico, la reducción del riesgo de infarto, la prevención de nueve tipos de cáncer...parecería el listado de ventajas de un nuevo y mágico descubrimiento de la ciencia. Pero se trata solamente de los beneficios del tomate...

El tomate es un conocido remineralizante y desintoxicante, por eso puede aportar esa extensa lista de propiedades positivas para la salud del hombre, contando además con la gran ventaja de poder aplicarse en cualquier tipo de comidas, haciendo muy accesible su consumo.

Según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, en Estados Unidos, un importante porcentaje de las personas que participaron de esa investigación, y que consumían tomate con regularidad, tenían la mitad de riesgo de sufrir un infarto sobre las personas que no contaban con ese hábito.

La sustancia responsable de este resultado es el licopeno, un pigmento que le proporciona su característico color rojizo. El tomate aporta el 90 % del licopeno necesario para el correcto funcionamiento del organismo humano.

Entre las propiedades nutritivas de los tomates, nos topamos con que son una excelente fuente de fibra. A su vez, tienen un contenido de azúcares naturales que lo convierte también en un fruto. Pero además, poseen una más que interesante cantidad de vitaminas. Entre ellas, las del grupo C y E. Estas últimas son muy importante, ya que tienen una excelente capacidad antioxidante.

Dentro de los minerales más comunes que se pueden hallar en los tomates, se cuentan el fósforo y, sobre todo, el potasio. Este último es ideal para todo lo que tiene que ver con el sistema nervioso central y con la actividad de los músculos. El tomate es fundamental para prevenir enfermedades, razón por la cual, comer tomate es mucho más que disfrutar de una buena verdura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog