miércoles, 9 de mayo de 2012

La fotografía de Robert Doisneau, homenajeada con un «doodle» de Google


La fotografía de Robert Doisneau, homenajeada con un «doodle» de Google
robert doisneau
Aniversario de Robert Doisneau, el célebre creador de «El Beso»
La fotografía Robert Doisneau ha sido homenajeada este sábado con un original «doodle» de Google, retro y en blanco y negro. El genial fotógrafo francés es homenajeado hoy por el buscador de noticias con motivo del 100º aniversario de su nacimiento, un día como hoy, 14 de abril, de 1912, según publica «Ideal.es».
Robert Doisneause se convierte en protagonista absoluto de la red y no es para menos: estamos ante uno de los genios inmortales de la fotografía, nacido en Gentilly, cerca de París, y que nos ha dejado para la Historia, fotos realmente memorables y que anidan en la memoria de varias generaciones, que han visto como sus obras perduraban a lo largo de los años sin perder ni un ápice de su calidad.

Combatió en la II Guerra Mundial

Este célebre fotógrafo fue un combatiente, en todos los sentidos de la palabra. Google se encarga de refrescarlo: Durante la II Guerra Mundial se alistó en la Resistencia Francesa como soldado hasta que fue desmovilizado en 1940.
En esos años no puede ejercer el oficio de fotógrado tan libremente como pudiera y se limita a retratar la ocupación nazi. La agencia ADEP contrata a Robert Doisnea al terminar el conflicto y eso le permite conocer a Henri Cartier-Bresson y Robert Capa. Son otros tiempos, en los que, ahora sí, puede reflejar la alegría y el exotismo de una París liberada de Alemania.
Y fue verdad, ya que el día a día y los personajes cotidianos se convirtieron en el alma y corazón de su trabajo, tal y como deseaba. 1950 es un año clave, tanto para Robert Doisneau como para los millones de admiradores de su obra: mientras buscaba cierto material para «America's Life» que le había efectuado un determinado encargo en relación a los enamorados de París, resulta en consecuencia su fotografía más famosa: la serie Besos y, como no, «El beso».

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog